Subir las tasas es irrelevante en mercado de deuda de Estados Unidos
La escasez significa que es probable que algunas tasas clave del mercado de dinero permanezcan cerca de bajos niveles históricos, incluso si el banco central eleva el mes próximo su tasa de referencia, que es de cerca de cero. Bloomberg/La República
Enviar

El alentador informe de octubre sobre empleo en los Estados Unidos significa que la Reserva Federal podría estar a semanas de subir las tasas de interés.

Para aquellos ahorristas estadounidenses que no ganan prácticamente nada sobre $2,6 billones de fondos de inversión del mercado de dinero, la medida apenas se registrará.
La razón es que hay una escasez sin precedentes de los activos más seguros, en especial letras del Tesoro, un pilar de esos fondos y, tradicionalmente, las obligaciones gubernamentales más sensibles a los cambios de política de la Fed.
La escasez significa que es probable que algunas tasas clave del mercado de dinero permanezcan cerca de bajos niveles históricos, incluso si el banco central eleva el mes próximo su tasa de referencia, que es de cerca de cero.
Como porcentaje de la deuda gubernamental estadounidense, la cantidad de letras es la más baja desde por lo menos 1996, de alrededor de 10%, y el Tesoro apenas comienza a aumentar la emisión de los valores luego de reducirla en el contexto del impasse sobre el límite de endeudamiento.
Mientras tanto, los intentos de los organismos reguladores de reducir el riesgo luego de la crisis financiera generan una mayor demanda: las reglas sobre el sector del mercado de dinero que está previsto entren en vigor en octubre de 2016 podrían llevar a inversiones y compañías de fondos a desplazar $650 mil millones a obligaciones gubernamentales de corto plazo, según JPMorgan Chase Co.
“La demanda de valores de deuda gubernamental a corto plazo y de alta calidad es insaciable y no hay suficiente oferta”, dijo Jerome Schneider, jefe de estrategias de corto plazo de PacificInvestment Management Co., que tiene sede en Newport Beach, California, y administra $1,47 billones.
“Incluso dada la mayor cantidad de letras que habrá próximamente al haberse zanjado la cuestión del límite de endeudamiento, no llegará a cubrir la creciente demanda. Eso hará que las tasas se mantengan bajas”.
Si bien el gobierno de los Estados Unidos se beneficiará del hecho de que el desequilibrio mantenga los costos crediticios bajos, los ahorristas salen perjudicados. Los rendimientos promedio de los mayores fondos del mercado de dinero, que compran una parte considerable del mercado de $1,3 billones de letras del Tesoro, no han superado el 0,1% desde 2010, según Crane Data LLC.
En 2007 estaban por encima de 5% antes de que la Fed empezara a bajar las tasas para apuntalar la economía.
Con retornos tan bajos, los inversores tienen menos incentivos para desprenderse del dinero.
El índice Standard Poor’s 500 ha ganado 3,8% este año, incluidos dividendos, según datos que recopiló Bloomberg.
Mary Lee Wegner, una abogada de Los Ángeles de 54 años, se cuenta entre los inversores que rehúyen los fondos de dinero y se inclinan por opciones de mayor rendimiento.
El asesor financiero de Wegner, Ross Gerber, de Gerber Kawasaki, le dice que las tasas seguirán siendo bajas incluso después de que la Fed inicie un endurecimiento.


 

 



Ver comentarios