Enviar
Viernes 6 Noviembre, 2009

Sobre recesiones y crisis financieras

Se afirma que desde 1940 a la fecha ha habido por lo menos diez recesiones, pero lo cierto es que sobre las crisis financieras y recesiones las más importantes han sido las siguientes:

El crack del 29 El 24 de octubre de 1929, 13 millones de títulos se ponen a la venta a precios irrisorios, pero no hay compradores. Los paquetes de acciones se ofrecen por menos de un tercio de su valor, algunos empresarios y multimillonarios se lanzan desde los rascacielos, la policía clausura la bolsa.
Primera crisis del petróleo (1973-1975) El petróleo, la fuente de energía con más demanda, protagonizó su primera gran crisis en 1973. La negativa de la OPEP de exportar crudo a los países que habían apoyado a Israel durante la guerra del Yom Kippur (Estados Unidos y sus aliados de Europa Occidental) fue una de las principales causas.
2ª crisis del petróleo (1980-1982) Cinco años tardó el oro negro en volver a poner en jaque a los países desarrollados y mucho más a los subdesarrollados. La segunda crisis llegó de la mano de la guerra que enfrentó a Irán e Irak. El conflicto provocó la congelación inmediata de las exportaciones de crudo iraníes y una subida desorbitada de los precios.
El crack de 1987 La caída de valores en Wall Street en 1987 fue superior a la de 1929 que solo fue contenida suministrando liquidez a las instituciones financieras.
La crisis asiática (1997) Los Tigres Asiáticos sufrieron la peor crisis de su historia a finales de los 90. La excesiva ambición de un gran número de inversores que creyó ver en esta zona una ‘mina de oro’, explotó cuando en 1997 el déficit comenzó a subir de forma imparable.


Crisis de las 'puntocom' (2001) El rápido desarrollo de Internet y de las empresas que operaban en la red provocó un aumento desorbitado de la inversión en este campo, que provocaron una increíble subida de las acciones, creando con ello una burbuja especulativa. Este sector alcanzó su máxima cotización en 2000, pero tan solo un año después comenzó la caída.
De todas estas crisis, la humanidad ha salido avante y gananciosa, de una u otra forma las crisis siempre nos dejan enseñanzas, el mundo continúa girando y aunque los pesimistas no lo acepten, el mundo está mejor.
Se equivocan los que piensan que el capitalismo se acabará, es bueno entender que como toda línea de pensamiento, el capitalismo está evolucionando, con caídas y subidas como lo ha hecho en los últimos 100 años, pero lo hará para mejorar, si repasamos la historia, entenderemos que la mayoría de las ideologías buscan solucionar los problemas de la humanidad y esto lo hacen basándose en la prueba y el error.
No hay duda, en todas las disciplinas del quehacer humano existen corruptos, delincuentes, especuladores, los ha habido en los dirigentes comunistas, socialistas, demócratas, capitalistas, militares, comerciantes, empresarios, empleados públicos y, hasta religiosos. Todos ellos han tenido algo en común; seres humanos en búsqueda del poder.
El sistema capitalista tuvo como objetivo principal acumular capital, esto lo lograron los países desarrollados a base de la explotación no solo de los desprotegidos, niños, mujeres, esclavos y hombres ignorantes, sino explotando las riquezas del planeta con el poco conocimiento que se tenía. Hoy esto continúa haciéndose en muchos países subdesarrollados pero con mejores garantías.
El sistema ha evolucionado, sin embargo los controles todavía no son los mejores y esto lo han explotado los especuladores, gente sin escrúpulos que su único fin es hacer dinero sin medir las consecuencias.
El viejo paradigma del capitalismo que decía “yo gano y tú pierdes” está cambiando por uno mejor, el del “yo gano y tú ganas” .
Contrario a lo que mucha gente piensa al respecto, y aunque es obvio que el sistema tiene en la actualidad la misma finalidad que en su origen —hacer capital— mucha gente capitalista ha cambiado su forma de pensar y actuar. Lo ha hecho de una manera más práctica, han entendido que se puede hacer más capital sin producir pobreza, sin explotar a los desposeídos y cuidando el ambiente. Han comprendido que se puede hacer mucho más capital creando riqueza, y esto solo se puede alcanzar ofreciendo más educación y más oportunidades a todas aquellas personas que menos tienen y haciéndolo por supuesto en condiciones de libertad e igualdad que incluyan la del género, las económicas, políticas, de credo, etcétera.
Lo que sí está claro es que el bombardeo de noticias sobre las crisis crea en las personas estados de “ansiedad gratis”, esto porque la mayoría de la gente no comprende qué es lo que sucede en la bolsa o por qué se está dando aquella situación.
Pero más que este bombardeo el problema es el cómo nos llegan las noticias.
No importa cual sea la actividad humana, siempre habrá personas negativas, derrotistas y catastrofistas, pero pareciera que una de las actividades más desarrolladas en esta línea de acción y pensamiento gana lo mediático, las noticias son un negocio, los dueños de los medios entendieron esto y junto con los periodistas encontraron que el morbo era un buen nicho para vender, por lo tanto las noticias —sobre todo las televisivas— se venden utilizando el drama, hacer los reportajes por capítulos y utilizar los efectos especiales son parte de la estrategia de venta. No caigamos en el juego, usted tiene el control, pase de canal.

Carlos Vílchez Navamuel
Consultor bienes raíces