Enviar
Sábado 28 Abril, 2012

Sobre el tema de pensiones

La Asociación de Educadores Pensionados del Magisterio Nacional (ADEP) aclara a la opinión pública:
En el periódico LA REPUBLICA del 16 de abril de 2012, en las páginas 10 y 11 titula “Se desangra Costa Rica” y menciona entre otros que el Régimen del Magisterio Nacional no ha cotizado los montos necesarios para pagar las pensiones.
Esta aseveración es totalmente infundada y alejada de la realidad, por cuanto desde la creación del Régimen del Magisterio Nacional en 1958 por la ley 2248, se le impusieron cotizaciones tripartitas e igualitarias al trabajador, patrono y Estado. Un 15% en total en ese entonces. El trabajador pagó siempre el 5% de su salario, después se le incrementó en el año 1991 a un 7% y a partir del año 1995 de un 10 a un 16%, es decir cuatro veces más comparativamente con otros regímenes.
Esta ley desde 1958 le asignó al Estado la administración de estos recursos de los trabajadores para que conformara un fondo para pagar las pensiones futuras. Lamentablemente estos dineros engrosaron las aras del Estado, pero, no se conformó el fondo exigido por ley, el cual de haberlo hecho los Gobiernos, hoy tendría 4 billones de colones, conforme lo reflejan estudios actuariales de la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional, suma suficiente para atender el pago de las pensiones de los trabajadores de la educación que pagaron mensualmente sus cotizaciones por más de 30 años.
A pesar de haberse cerrado este régimen en el año 1992, el pago de la pensiones del Magisterio debe realizarse con cargo al presupuesto nacional porque los Gobiernos de turno no conformaron el fondo que por ley les correspondía y al cual se cargarían estos pagos.
Debe quedar claro que el grueso de la pensiones del Magisterio Nacional son por montos bajos y además, cotizan con otras cargas que reducen abismalmente sus ingresos.
Las denominadas pensiones altas en términos nominales, no son como se indica en el reportaje porque la ley del Magisterio prevé desde el año 1995 altísimas cotizaciones e impuestos, como son los artículos 70 (cotización del 10 al 16%) y 71 (cotización del 25 al 75%) de la Ley 7531, el impuesto sobre la renta y el seguro de enfermedad de la CCSS. De manera entonces que una pensión “alta” con todos los rebajos el Estado le deduce el 65%, es decir, la pensión real es apenas del 35%.
Las Organizaciones del Magisterio Nacional y la Junta de Pensiones hemos denunciado ampliamente el atropello que se les ha realizado a nuestros pensionados y jubilados, por cuanto se les ha castigado con la reducción de beneficios por los que han pagado toda su vida laboral y se les incrementaron las cotizaciones, que aún pensionados siguen pagando, con porcentajes que van del 10 al 16% y del 25 al 75%.
No son los contribuyentes los que están pagando las pensiones del Magisterio Nacional, los trabajadores de la educación pagaron sobradamente sus cotizaciones por más de 30 años, fueron los Gobiernos quienes no invirtieron y no ahorraron esos recursos y fueron utilizados en otros menesteres.
No aceptamos que se pretenda inculpar a los pensionados y jubilados actuales y futuros de la difícil situación fiscal que vive el país, porque estos derechos han sido cotizados y aún después de pensionados se sigue aportando con sumas desproporcionadas y confiscatorias. Por ello, en la Asamblea Legislativa se propuso desde el año 2009 el expediente 17.402 para reducir estas cotizaciones desmedidas que afectan la calidad de vida de los trabajadores y los pensionados del Magisterio Nacional.

Pedro Golcher Flores
Presidente, ADEP