Enviar

Si se van de vacaciones próximamente, en avión o en cualquier otro medio de transporte, hoy les tengo unos tips. No hay porque tener miedo o ansiedad, los niños perciben todos nuestros sentimientos, así que lo principal es mantener la calma e ir desde el principio con una actitud positiva. La mejor manera de ayudar al bebe a estar relajado es estar relajados nosotros también. De hecho, si se vive como una aventura es más atractivo para ellos. ¡A mi hijo le encantan los aviones!

Antes de irnos de viaje es importante explicarles a nuestros hijos lo que va a suceder, explicarles cuando debemos estar en silencio y estar sentaditos, enseñarles fotos de un avión y de los asientos.

Aquí van mis consejos:

  • El primero y más importante de todos es ¡NO COMPLICARNOS! Usualmente uno es el que se complica y los bebés están tranquilos. Recordemos que mientras los bebés estén con los papás, no necesitan mucho más.
  • Amamantar al bebé o darle chupón durante el despegue y el aterrizaje es un buen truco para evitar la presión y la tensión en los oídos. De igual manera, es mejor llevar un analgésico en el caso de que sintamos que les molesta.
  • Algo importante es que no es buena idea hacer que el bebe se canse más, ya que puede llegar al avión “sobre cansado” y esto dificulta que se duerma. Lo más adecuado es que no tenga exceso de estímulos ya que el hecho de viajar ya es un cambio en sí mismo.
  • Antes de abordar, les recomiendo ponerle a los bebés que usan pañales, un pañal de noche.  A mi me funciona perfecto, así puedo pasar todo el vuelo sin cambiarlo (a menos que tengamos emergencia).
  • Manejar la frustración que podamos sentir es un tema difícil, cuando bebé está incómodo y uno hace todo lo posible para calmarlo y no lo consigue es desesperante, pero hay que (como siempre digo) actuar casual y hacer lo mejor que podamos. Nadie quiere incomodar, recordemos que cuando un bebé llora no lo hace para molestar a nadie o por falta de educación, lo hace porque tiene una necesidad. Creo que los que tenemos hijos vamos a entender y más bien sentimos empatía en vez de juzgar.


Mi lista de cosas para llevar abordo:

  1. Ropita extra: (me gusta llevar siempre a mi baby en buzo cuando viajamos en avión. Así no hay botones, costuras y zippers que lo puedan incomodar) siempre llevo otro buzo, medias, mameluco o camisetita y muchos pañales, toallitas húmedas y crema. Cuando vamos en avión no sabemos si por algún atraso vamos a necesitar más ropa extra entonces esto nunca está de más. Tip: no doblar la ropa sino hacerla rollito, así no se arruga tanto y quita mucho menos campo.
  2. Cajita de sorpresas: amo sorprender a mi hijo con juguetes con los que no ha jugado antes, así dura más explorando y viendo las “nuevas cosas” que en realidad no son nuevas, son desde cajitas pequeñas hasta un tuco, papeles para romper o pintar, algo que suene, conchas, en fin, algo que no sea con lo que juega todos los días.
  3. Libro favorito y cobijita: esto me funciona cuando tiene sueño o no está de muy buen humor, el libro favorito psicológicamente trae confort y sentimiento de paz y seguridad; la cobijita tiene su olor usual y hace que sienta familiaridad.
  4. Snacks e implementos: les recomiendo llevar “bite size finger food” como cereal, para que uno por uno, disfruten un ratito comiendo. También es importante llevar suficiente agua, juguitos y un par de baberos. También recordemos llevar antibacterial para poder limpiar las manos de bebé constantemente. Tip: seguridad en los aeropuertos deja que llevemos todos los líquidos necesarios para la comidita de los bebés, entonces les recomiendo llevar los chupones con el agua ya medida y lista.

…y por último empaquemos muchísima PACIENCIA, que la vamos a necesitar.

 

201707031611350.fototres.jpg

201707031611350.fotocuatro.jpg

201707031611410.fotocinco.jpg

Ver comentarios