Enviar
Martes 26 Octubre, 2010

SIAL-PARIS: vitrina excelente para el exportador alimentario

Este 21 de octubre concluyó, en París, la feria más importante del mundo de la industria alimentaria (SIAL-PARIS). Y allí estuvieron varias empresas costarricenses representando dignamente al país: Frutera la Paz, Proagroin, Konig, Montaña Azul Products, Lam’f Snacks, Alimentos Conica y Conservas del Valle.
Nos parece muy lamentable que otras muchas empresas de Costa Rica, involucradas en el sector de la industria alimentaria no aprovechen esta excelente vitrina. En tanto hemos visto el extraordinario trabajo que realizaron los señores de Procomer (Promotora de Comercio del Ministerio de Comercio Exterior) y Cadexco (Cámara de Exportadores de Costa Rica); quienes gestionaron importantes citas comerciales, proveyeron de valiosa información a las empresas nacionales y fueron altamente eficientes en promocionar la imagen país que Costa Rica necesita.
Pudimos conversar con empresarios de todo el mundo, quienes ven a una Costa Rica con un alto prestigio como empresarios y con productos de inmejorable calidad. Una Costa Rica con respeto por el medio ambiente y con una mano de obra altamente calificada.
Delegaciones como las de México, Argentina, Brasil y Ecuador, entre otras de Latinoamérica, estaban presentes en casi todas las líneas de la industria. Mientras que nuestros empresarios parece que no han querido entender que es posible estar allí; pues nos sobran razones y productos de calidad para hacerlo. Desperdiciando las grandes facilidades y el enorme apoyo que nos ofrecen organismos como Procomer y Cadexco.
Reiteramos el éxito obtenido por las empresas costarricenses que estuvieron presentes en SIAL-PARIS, pero nos hubiera gustado ver a 200 o más empresas de nuestro país allí presentes, haciendo negocios internacionales sin complejos, llevando nuestros productos a Europa sin tener nada que envidiar a países cercanos que se mostraron en toda su plenitud.
Invertir en SIAL-PARIS, o en ANUGA (Alemania), es invertir en el progreso de la empresa y de la imagen como grandes exportadores de Costa Rica. Es posible hacerlo, así lo han demostrado las empresas mencionadas; pero, para ello, debemos romper las barreras mentales que nos impiden pensar en grande, y darnos cuenta de que nuestro prestigio en el mundo es mucho mayor de lo que nosotros mismos pensamos.
La empresa de Costa Rica, no importa su tamaño, puede convertirse en un gran exportador a Europa y al mundo. Tiene los productos para hacerlo. Pero debe romper los paradigmas que lo atan a nuestro terruño y comprender que participar en estas ferias de calidad mundial no es un gasto, sino la mejor inversión que pueden hacer en el futuro de su empresa y el camino de nuestro país hacia el verdadero desarrollo empresarial.
Felicidades a nuestros empresarios presentes en SIAL-PARIS y a los representantes de Procomer y Cadexco por el excelente trabajo realizado en tierras europeas… Sin duda, ese es el norte que necesitamos seguir para ser exitosos de verdad.

Boris Molina
Abogado
[email protected]