“Seventh Son” lleva a Julianne Moore al género fantástico
Julianne Moore de 53 años se estrena en el género fantástico, porque sentía una gran curiosidad por trabajar en una gran producción, con enormes decorados y múltiples efectos visuales. Internet / La República
Enviar

CINE

“Seventh Son” lleva a Julianne Moore al género fantástico

“Seventh son”, la inmersión de Jeff Bridges y Julianne Moore en el género fantástico, es una cinta con un espectacular diseño de producción que promete acción e intriga a partes iguales.
El rodaje tuvo lugar en 2012 en el fastuoso set ubicado en los Bridge Studios de Burnaby, una localidad muy próxima a Vancouver, en el suroeste de Canadá, al que asistieron EFE y un grupo reducido de medios.
Allí se pudo ver cómo Moore, embutida en cuero y luciendo unos enormes tacones y garras como cuchillas para encarnar a la malvada bruja Mother Malkin, repetía hasta en siete ocasiones una escena de unos 30 segundos con el fin de lograr el visto bueno del director, el ruso Sergey Bodrov.
“Aquí fui torturada”, gritaba la actriz con voz solemne. “Decían que era una bruja. ¿Se sienten mejor ahora que saben que tenían razón?”, afirma Moore en Burnaby, ante un silencio sepulcral de todo el equipo de rodaje, que se rompe con un fuerte aplauso cuando Bodrov exclama: “¡Corten!”.
“Mi personaje es la bruja más malvada que existe”, sostiene Moore. “Tiene —añade— un pasado en común con el personaje de Jeff. Él la mantuvo enjaulada y creía tenerla controlada, pero para acabar con una bruja debes quemarla viva o, de lo contrario, regresa más fuerte. Logra salir de su cautiverio, así que está enfadada y quiere venganza”.
Aunque su personaje se transforma en un temible halcón, Moore lamenta no haber tenido la ocasión de “volar” con la ayuda de los habituales cables que se usan para este tipo de acrobacias, ya que en el momento en que da un paso para impulsarse, el halcón cobra vida propia con la ayuda de la tecnología.
 

Vancouver / EFE

Ver comentarios