Enviar

Una demostración de lo que se puede lograr con mano de obra y presupuesto nacional, cuando se pone en marcha la voluntad política para hacerlo

Seguridad y desarrollo en frontera norte

Hay que destacar la importancia que tienen los 160 kilómetros de carretera que el gobierno trazó en la frontera norte, así como los 330 kilómetros de accesos para que puedan comunicarse las comunidades de la zona con dicha vía que se llamará carretera Dignidad.
La doble importancia que reviste la nueva ruta y el breve tiempo (unos cuatro meses) en que pudo construirse es una verdadera demostración de lo que se puede lograr con mano de obra y presupuesto nacional, cuando se pone en marcha la voluntad política para hacerlo.
Ahora, Costa Rica cuenta con una vía para recorrer la frontera norte sin necesidad de utilizar el derecho con que cuenta de transitar por el nicaragüense río San Juan. Esto, desde luego, inicia una nueva etapa en la que se comenzarán a dar los pasos que lleven a lo que siempre debió ser: una zona fronteriza bien resguardada.
Lo anterior no solo por problemas que el país deba enfrentar por invasiones del gobierno nicaragüense como la ocurrida con el pretexto del dragado del río San Juan, sino para dar un manejo adecuado a otros asuntos como la inmigración ilegal o el narcotráfico.
Pero además, la nueva vía cumplirá con otras funciones de enorme importancia para comenzar el desarrollo de las comunidades cercanas a nuestra frontera norte, algunas de las cuales no contaban ni con agua potable aún. Algo que también era una gran deuda pendiente de los gobiernos que habían tratado a esa zona como si no fuera parte del territorio nacional al que deben atender en sus diversas necesidades.
Los nuevos caminos trazados proporcionarán vías de acceso a 22 comunidades, a 15 de las cuales solo se podía llegar o salir navegando por el San Juan. Una situación inaceptable de total abandono de los costarricenses que viven en esas zonas y que tienen el mismo derecho que el resto de los habitantes para circular por su comunidad y trasladarse a otros sitios del país sin tener que utilizar para ello un río perteneciente a otra nación.
Desde luego, otro de los impactos que la nueva vía tendrá es sobre las posibilidades de desarrollarse de dichas zonas, el acceso de estudiantes a muchas escuelas, entre otros beneficios que llegarán a 2.500 familias.
Sin lugar a dudas, una buena noticia para cerrar el año, que puede haber dado un respiro económico también a los más de 2 mil personas de la zona que fueron empleadas por el Consejo Nacional de Vialidad para realizar los trabajos.
Ver comentarios