Foto 1
Enviar

Seguir tendencias es rendidor en el mercado de divisas


La explotación de las tendencias está resultando ser la mejor manera de ganar dinero en el mercado de divisas de $5.3 billones.
Después de una breve pausa, el impulso del comercio retornó de nuevo a la palestra este trimestre, al ganar un 1,6%, ayudado por la apreciación de la libra y el dólar frente a las monedas de Australia y Nueva Zelanda, de acuerdo con una medida del Deutsche Bank AG.
La estrategia ha retornado un 4,4% del año hasta la fecha, superando el aumento del 0,9%, proveniente de las estrategias que compran divisas con el poder de compra más bajo, y la pérdida del 9% de parte de las operaciones que buscan explotar los diferenciales de tasas de interés.
La dinámica del comercio ha ganado fuerza con el alivio de la preocupación de que Grecia podría verse forzada a abandonar la zona euro y el foco vuelve al tema de la divergencia de la política monetaria.
Con los funcionarios de Estados Unidos y del Reino Unido buscando aumentar las tasas por primera vez en casi una década, al mismo tiempo que el Banco Central Europeo y el Banco de Japón abren paso al estímulo monetario, el dólar y la libra están de vuelta en favor de los operadores.
"El impulso de la estrategia ahora es en realidad que la gente está persiguiendo un dólar fuerte", dijo en Nueva York, Irene Aldridge, directora gerente y gerente cuantitativa de cartera de ABLE Alpha Trading Ltd.
La firma crea algoritmos para clientes, desde inversores institucionales hasta bancos, y los emplea para gestionar sus propios activos internos.
La moneda de Gran Bretaña ha aumentado un 7,7% durante los últimos tres meses, contra una canasta de su Grupo de diez pares seguidos por Bloomberg Correlation-Weighted Indexes.
Así, el mes pasado llegó al nivel más alto desde 2007 frente al euro."Ha sido un buen momento para el impulso, siendo julio un mes muy fuerte", dijo Michael Sneyd, con sede en Londres, estratega cambiario de BNP Paribas SA.
"Si usted ha estado negociando una cartera usando estos indicadores, se ha superado", dijo Sneyd, citando a los sistemas de su banco para capitalizar los movimientos sostenidos en los tipos de cambio.
Las monedas de los países vinculadas a los productos básicos, como la de Nueva Zelanda, y los dólares canadienses y australianos, han ampliado las pérdidas este año, ya que los precios del petróleo crudo y de los metales industriales disminuyen.
Muchas de estas monedas también están bajo presión debido a que las naciones exportadoras de materias primas recortan las tasas de interés para apoyar el crecimiento.

Bloomberg

Ver comentarios