Enviar

Es la hora de impulsar el casco céntrico, que reúne características históricas y culturales que le confieren un ambiente único, diferente a cualquier otro, muy cercano al costarricense y capaz de atraer también al turista


San José centro: un ambiente único

Con evidentes mejoras provenientes no solo de la Municipalidad, sino también del comercio y de los esfuerzos por aumentar la seguridad, el centro de San José da buenos pasos tendientes a que la población y los turistas —¿por qué no?— recuperen el centro de la capital como lugar de esparcimiento, compras y encuentro de la gente.
En ese sentido han marchado las iniciativas y acciones llevadas a cabo para aumentar la seguridad, mediante coordinaciones entre la Fuerza Pública y la Policía Municipal.
Para eso se han organizado y trabajan varios empresarios con negocios en el centro de San José, que invierten y toman medidas creativas e importantes para que retorne a sus calles y aceras, a sus sitios de recreo y sus tiendas, el movimiento y la vitalidad que en otro tiempo hubo y hoy buscan recuperar en esa zona.
Ya que sabemos que la inseguridad fue uno de los principales enemigos del centro josefino, todo lo que se hace para combatirla con estrategias basadas en cámaras controladoras y efectivos de policía, entre otros, ha dado ya algunos buenos resultados y debe continuar desarrollándose.
Este es un trabajo que debería impulsarse cada vez más hasta que los comercios de la zona pudieran mantenerse abiertos hasta más tarde y con sus vidrieras iluminadas y a la vista.
El trabajo actual por revitalizar el centro es de doble vía. La mejoría en la seguridad motiva a los empresarios a invertir y esto a su vez compromete más a las autoridades locales. La continuidad de esta sinergia será una ganancia para todos.
La gente apropiándose de las calles es sin duda un ingrediente fundamental de la revitalización de ese núcleo central donde hay también teatros y museos, pero las personas lo harán en mayor medida conforme encuentren atractivos para permanecer.
Uno de los problemas pendientes de solución es la contaminación excesiva y la concentración y duplicación de líneas de buses.
Así como el área metropolitana creció en su periferia, con malles, es la hora de impulsar también el casco céntrico, que reúne características históricas y culturales que le confieren un ambiente único, diferente a cualquier otro, muy cercano para el costarricense y capaz de atraer también al turista.
 

Ver comentarios