Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



GLOBAL


Rousseff gana una reñida elección en Brasil

EFE | Lunes 27 octubre, 2014

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, votó en un colegio electoral en Porto Alegre, estado de Rio Grande do Sul, Brasil. La presidenta repetirá su mandato luego de que el primer boletín del Tribunal Electoral le diera el 50,99% de los votos. Más de 142 millones de brasileños fueron a las urnas este domingo en las elecciones presidenciales para culminar una campaña espectacular. AFP/La República


Rousseff gana una reñida elección en Brasil

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, lideró, con un 50,99% de los votos, la segunda vuelta de las elecciones presidenciales realizada ayer en Brasil y vence al opositor Aécio Neves (49,01%), tras ser escrutado el 95,03% del censo.
La mayoría de los colegios electorales brasileños cerró sus puertas a las 17.00 hora local tras unos comicios para los que estaban convocados 142,8 millones de votantes para elegir en segunda vuelta al presidente para los próximos cuatro años y 14 de los 27 gobernadores.
Los brasileños regresaron a las urnas para elegir en segunda vuelta al presidente del país entre la actual mandataria, Dilma Rousseff, y el líder opositor Aécio Neves, así como a 14 de los 27 gobernadores regionales.
El estado de Acre, en el oeste de Brasil y fronterizo con Bolivia, fue el último en que se cerraron los colegios debido a que tiene tres horas de diferencia con respecto a Brasilia.
Por causa de los diferentes husos horarios los primeros boletines oficiales sobre las elecciones presidenciales, así como las encuestas a pie de urna, se conocieron a partir de las 20.00 hora local, cuando finalizó la votación en Acre.
La jornada electoral, que duró once horas, tuvo algunos incidentes aislados, como el asesinato a tiros de un joven de 20 años en el interior de un colegio en del noreste de Brasil.
Las autoridades aclararon que el homicidio no tuvo motivos electorales y que el joven, que no era votante en ese local, fue asesinado cuando ingresó al colegio para huir de un grupo que lo perseguía en una aparente pelea entre bandas rivales.
El crimen tuvo lugar en la escuela de la ciudad de Mossoró, en el estado de Río Grande do Norte, una de las 191 localidades brasileñas donde fue reforzada la seguridad con la presencia de militares por ser consideradas por las autoridades como áreas vulnerables.
También en Río de Janeiro, tercer colegio electoral de Brasil, los soldados vigilaron algunas zonas de la ciudad para prevenir incidentes con bandas de narcotraficantes que operan en las favelas.
Según informó el Tribunal Superior Electoral (TSE), un total de 542 personas fueron sorprendidas cuando practicaban algún delito electoral y 147 de ellas fueron detenidas en las siete primeras horas de votación.
De los 147 votantes detenidos, 65 fueron sorprendidos cuando realizaban proselitismo dentro de los colegios electorales, 26 cuando distribuían propaganda política, diez cuando transportaban ilegalmente votantes y cuatro por uso de altavoces o amplificadores para hacer campaña.
Esta campaña de las presidenciales fue la más polarizada e impredecible de las últimas décadas en Brasil y llegó a su fin sin un candidato aún claramente favorito.
La presidenta brasileña tendrá cuatro años más en el cargo.

Brasilia/EFE