Resuelva una pelea con su jefe
Enviar

Resuelva una pelea con su jefe

201409162313150.h.jpg
La relación con su gerente es clave para su felicidad en el trabajo. Si accidentalmente ha hecho enojar a su jefe, no intente esconderse. Tome la delantera y resuelva el problema. A continuación, cómo:

1. No se eche para atrás. Resista la urgencia de evitar a su jefe o de esconder el conflicto bajo la alfombra. Eso solo intensificará la tensión. Cuando se sienta tranquilo y razonable, vaya a verlo.

2. Reciba comentarios. En lugar de chismear, hable de la situación con un amigo o colega de confianza para tener un poco de perspectiva. Ensaye lo que quiere decir, y haga que su amigo le indique en qué puntos suena a la defensiva o poco sincero.

3. Reconozca el error y ofrezca una solución. Incluso cuando no sea completamente culpa suya, su jefe valorará que se responsabilice de la parte que jugó, y que intente resolverlo.

Empiece una negociación en la forma correcta
Al llevar a cabo una negociación, muchos esperan a ver si la otra persona va a dar el primer paso.
En lugar de esperar, lidere. Empiece la conversación estableciendo cómo trabajarán los dos. En lugar de presentar exigencias desde el principio y esperar una reacción, muestre que está ansioso por escuchar la posición de su contraparte. Pregúntele sus intereses y escuche. Repita lo que ha escuchado para que sepa que la entiende. Comparta información.


Cada vez que sugiera una opción, explique su lógica (sin dar un discurso) y dele tiempo para absorber y contestar.
Si, por otra parte, su contraparte toma el mando primero de una forma que a su parecer es poco útil (lanzando una posición o haciendo una amenaza sutil), no hay necesidad de seguirla. Sugiera un enfoque diferente que sea más benéfico.

Delegue su correo electrónico
Un asistente puede reducir la carga del correo electrónico como no pueden hacerlo los sistemas automatizados y los filtros de bandeja de entrada.
Puede revisar mensajes, contestar peticiones de agenda y garantizar que correos electrónicos de alta prioridad sean contestados de la forma correcta.
Antes de delegar su correo electrónico, pregúntese: ¿Cuánta habilidad y discreción puede esperar? ¿Qué tipo de relación tiene con esta persona? Debería confiar en su juicio sobre prioridades y sentirse cómodo con que lea correos personales.
Después, encuentre un sistema: las soluciones tecnológicas significan que no tiene que compartir su contraseña, ni tampoco todos los mensajes que reciba. Asegúrese de especificar si su asistente contestará los correos electrónicos como si fuera usted. Redacte plantillas de contestaciones que pueda usar. Acuerde cuándo y con qué frecuencia esa persona revisará su bandeja de entrada. Y sistematice carpetas y etiquetado para que sea más fácil que el asistente marque el correo electrónico que usted debería leer y manejar personalmente, y viceversa.

TEMAS DE CONVERSACIÓN

Mejor desempeño cuando compite contra un rival

Puede esperarse que un corredor termine una carrera de 5 kilómetros aproximadamente 25 segundos más rápido, en promedio, si un rival personal también está compitiendo, según un estudio realizado por la Universidad de Nueva York, con 184 carreras organizadas por un club de corredores. Aunque investigaciones previas han mostrado que la competencia impuesta sobre extraños puede desmotivar, los hallazgos sugieren que viejas rivalidades personales entre participantes similares pueden incrementar la motivación y el desempeño.

Cuídese de los supuestos de los consumidores “verdes”
En un experimento, la gente expresó más intención de comprar un jabón de platos cuando se le dijo que sus beneficios ambientales eran un “efecto colateral involuntario” del proceso de desarrollo del producto en lugar de una característica planificada (5,65 versus 4,77 en escala de 9 puntos, en promedio), dice un equipo encabezado por George E. Newman, de Yale. Los resultados para otros productos fueron similares. La causa aparente: los consumidores tienden a asumir que la mejora de los productos en una dimensión (como el impacto ambiental) viene a costa del desempeño en otras.

Editora: Melissa González


Ver comentarios