Rescate griego no tranquiliza a los inversores
Enviar
Rescate griego no tranquiliza a los inversores

El pedido de Grecia de un recate de $60 mil millones a la Unión Europea podría ser insuficiente para aplacar el temor de los inversores a que el país recargado de deudas no logre poner fin a su crisis fiscal.
Un repunte de los bonos griegos, generado por el paquete de rescate solicitado el viernes por el Gobierno, se diluyó conforme los inversores seguían enfocados en un déficit presupuestario que todavía rondará el 10% del producto interno bruto este año aun después de una andanada de medidas de austeridad. El rendimiento del bono griego a dos años subió a 10,23%, tras haberse desplomado a 9,63%.

“No estamos comprando deuda griega mientras tantos problemas sigan sin resolverse”, dijo Ralf Ahrens, quien tiene bonos griegos en la cartera de $20 mil millones que administra como jefe de renta fija en Frankfurt Trust. “Pedir el paquete no calmará al mercado inmediatamente”.
Las autoridades europeas hasta ahora solo han descrito la ayuda que Grecia recibiría a lo largo del próximo año, generando preocupación sobre la forma en que el país va a financiarse más allá del 2011.
Si bien Grecia se comprometió a reducir su déficit presupuestario por debajo del límite del 3% de la Unión Europea para el 2012, Goldman Sachs Group Inc. dice que el desafío que enfrenta el país es tan grande que podría tener que reducir o demorar los pagos a los bonistas.
El rendimiento adicional que los inversores exigen para tener bonos griegos a 10 años en vez de bonos alemanes ha subido más de 200 puntos básicos desde comienzos de la semana pasada y llegó a 590 puntos básicos el viernes.
“No tocaríamos Grecia por el momento”, dijo Rod Davidson, jefe de renta fija en Alliance Trust Plc de Dundee, Escocia. “El mercado necesita cierta claridad sobre si habrá o no cierta clase de reestructuración de los bonos griegos. Hay demasiada incertidumbre y volatilidad”.
Con la deuda soberana en casi 300 mil millones de euros y los inversores exigiendo más del doble de lo que le cobran a Alemania por sus bonos a 10 años, Grecia tiene un problema fiscal que amenaza con diseminarse a España y Portugal y obligar a la UE a establecer una línea de crédito de reserva.
“Debe de haber una mejor forma de ganar dinero que invirtiendo en los bonos griegos en este momento”, dijo John Stopford, codirector de renta fija en Investec Asset Management Ltd. de Londres, que supervisa activos por unos $65 mil millones. “A pesar del paquete de ayuda, el riesgo y rendimiento de los bonos no nos convencen. No nos sentimos seguros con cosas que son impulsadas por la política más que por los datos macroeconómicos”.
La prima que los inversores exigen para tener pagarés griegos a dos años en vez de bonos a 10 años se redujo a 121 puntos básicos después de que Papandreou dijo que activaría el paquete de ayuda, antes de que el diferencial se ampliara nuevamente a 164 puntos básicos.

Londres

Ver comentarios