Enviar
Republicanos inician convención

McCain aceptará el nombramiento como candidato republicano a la presidencia el jueves


St Paul, Estados Unidos
EFE

Los republicanos iniciaron ayer su convención sin música festiva o discursos encendidos debido a la llegada del “Gustav” a Estados Unidos, pero con la perspectiva de cumplir la agenda original de este evento, dado que por ahora no se han registrado víctimas por este huracán.
Mike Duncan, presidente de la Convención Nacional Republicana, abrió una sesión reducida, de la que se eliminaron todos los discursos de cariz político, en el Xcel Energy Center de St Paul (Minesota) frente a una pantalla gigante de televisión en la que ondeaba una bandera estadounidense.
Sin embargo, eso podría cambiar en los próximos días. El director de la campaña de John McCain, Rick Davis, se manifestó ayer optimista de que la convención pueda retomar el programa original, en base a los buenos informes iniciales sobre el huracán “Gustav”.
El huracán, que tocó tierra a algo más de 100 kilómetros al oeste de Nueva Orleans, no ha reventado por ahora ninguno de los diques, cuya ruptura hace tres años ante el impacto del ciclón “Katrina” dejó a la ciudad bajo el agua.
Davis afirmó que en principio John McCain aceptará el nombramiento como candidato republicano a la presidencia el jueves, como estaba previsto.
“No tenemos absolutamente ninguna previsión de que el senador McCain reciba el nombramiento en otro lugar que no sea St Paul”, dijo Davis.
“No contamos con planes de contingencia para hacerlo fuera de la ciudad”, insistió.
El domingo, el senador de Arizona dijo que podría hacer su discurso vía teleconferencia desde alguno de los estados afectados por “Gustav”.
Consciente de las críticas al Gobierno de George W. Bush por su mala reacción al “Katrina”, McCain dio un vuelco a su propia agenda y solo aparece en actos relacionados con la respuesta al “Gustav”.
Ayer visitó un centro de ayuda en Waterville (Ohio) en el que ayudó a preparar productos de limpieza para su envío a la zona del Golfo.
En St Paul, los republicanos quieren transformar la convención en un maratón de recogida de ayuda.
Ayer anunciaron que desde el miércoles cientos de voluntarios prepararán 80 mil paquetes con artículos de primera necesidad, como cepillos de dientes, jabón y comida, en el Centro de Convenciones de Minneapolis, la ciudad contigua a St Paul.
Las intervenciones en la Convención Republicana carecerán de cualquier contenido político, a instancias del senador de Arizona, y estaba previsto que Cindy McCain, la esposa del candidato, pedirá a los delegados que recauden fondos para las víctimas del “Gustav”.
Además de Cindy, también lo hará la primera dama de Estados Unidos, Laura Bush.
Laura Bush se paseó ayer por los platós de las cadenas de televisión desplazadas a St Paul para enfatizar que esta vez la respuesta del Gobierno republicano a la emergencia es diferente.
“Realmente aprendimos la lección de 'Katrina' y la coordinación entre los gobiernos locales, estatales y federales va a ser mucho mejor”, dijo a ABC.
El presidente Bush debía haber hablado ayer ante la convención, pero en su lugar visitó el Centro de Operaciones de Emergencia de Texas, junto con el director de Agencia Federal de Gestión de Emergencias, David Paulison.
En comparación, cuando golpeó el “Katrina” tardó cuatro días en poner el pie en la zona del desastre.
Además de las intervenciones de Laura Bush y Cindy McCain, los republicanos llevaron a cabo ayer los trámites formales para el establecimiento de la convención, un paso indispensable para el nombramiento formal de John McCain como su candidato.
Por su parte, el candidato demócrata, Barack Obama, urgió a sus partidarios a que donen dinero para ayudar a las víctimas, en un mitin en Detroit (Michigan).
Por otro lado, miles de manifestantes se congregaron ayer en torno al extenso perímetro de seguridad que aisla el Xcel Energy Center y que es custodiado por unos 3.500 policías.
Los manifestantes agitaron pancartas en contra de la guerra en Irak, otros pasearon encapuchados y con los trajes naranja de los presos de Guantánamo.
Ver comentarios