Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Religión y política

Vladimir de la Cruz [email protected] | Miércoles 08 enero, 2014


Uno de los candidatos llamó a votar por los cristianos y por los partidos con valores cristianos


Pizarrón

Religión y política

En los últimos debates con candidatos a la presidencia, organizados por el Tribunal Supremo de Elecciones, resaltó el tema de la religión, en distintas facetas.
Uno de los candidatos claramente llamó a votar por los cristianos y por los partidos que tenían valores cristianos. Esto es claramente prohibido por la Constitución Política y el Código Electoral en donde se establece que no se puede aducir sentimientos religiosos, ni “se podrá hacer en forma alguna propaganda política por clérigos o seglares invocando motivos de religión o valiéndose, como medio, de creencias religiosas.” Por eso es que se prohíben partidos religiosos.
Si de la religión cristiana se trata hay que decir que no ha sido eterna, ni ninguna religión ha sido eterna, ni nadie nace religioso o con un gen religioso incorporado. La religión es un producto cultural, histórico y determinado. En la práctica todos nacemos sin religión y ateos. Es en el proceso de la vida en familia, de la escuela y de la sociedad donde se cultivan, aprenden y aprehenden religiones o prácticas religiosas y no religiosas.
En cuanto al cristianismo y el catolicismo son prácticas y doctrinas que se desarrollan desde hace 2 mil años, asociadas a una persona llamada Cristo, un líder político en su época, que con su manera de pensar y actuar le dio cuerpo y personalización a esta corriente religiosa. Como decía Lenin, sin doctrina política revolucionaria no hay movimiento revolucionario.
La humanidad, hombres y mujeres, tiene más de 2 mil años de existir, y antes de Cristo y de quienes, posteriormente, recopilaron su lucha y sus tradiciones, y le dieron cuerpo a la doctrina que inspira esta práctica religiosa, nadie era cristiano ni católico.
Durante muchos siglos se desarrolló el catolicismo cristiano. Luego, por pugnas, crisis y divisiones que históricamente sufrió el catolicismo, se produjeron otras corrientes o manifestaciones del pensamiento religioso llamado cristiano, que hoy se identifican como “cristianos”, para distinguirse frente a los católicos, también seguidores de Cristo.
En Costa Rica hay una mayoría de la población que practica el catolicismo y el cristianismo. Esto ha sido el resultado de la dominación europea española que llegó a América en 1492 y a Costa Rica en 1502, y a partir de 1519, cuando se inició el proceso de conquista y colonización.
Los españoles eran católicos y les impusieron a la fuerza, a sangre y fuego, a las comunidades indígenas la religión católica, su religión, impidiéndoles el ejercicio de sus prácticas religiosas naturales y destruyéndoles sus símbolos. Luego los educaron en la aceptación de la religión católica a cambio de ganarse el reino de los cielos, después de la muerte, con la resignación al sometimiento político, económico y religioso.
La religión católica fue la razón moral de la conquista, ya que en Europa había una lucha de religiones y había que ganar “almas” para el catolicismo frente a las religiones no cristianas.
Si hubieran llegado en 1492 árabes en lugar de españoles a América y a Costa Rica, hoy seríamos pueblos mayoritariamente musulmanes y practicantes del islamismo. Y Justo Orozco y Carlos Avendaño serían no pastores cristianos sino Ayotalás islámicos, y acólitos suyos Otto Guevara, en su neocristianismo, y otros que han sido forzados a declararse creyentes, y defensores de valores cristianos, por razones político electorales.

Vladimir de la Cruz


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...

De la huelga y otros detalles

Viernes 14 diciembre, 2018

Por más de una década se discutió en Costa Rica la necesidad de avanzar en una reforma laboral qu...