Enviar
Refugiados retornan a Osetia del Sur

Un equipo de la ONU visitará Georgia para evaluar la situación en la zona

Moscú
EFE

Vladímir Putin, primer ministro ruso, aseguró ayer que casi todos los refugiados han regresado a la región separatista de Osetia del Sur, escenario el mes pasado de un cruento conflicto entre tropas rusas, surosetas y georgianas.
“La situación se ha estabilizado. Prácticamente todos los refugiados, con pocas excepciones, ya regresaron a la repúblicas”, señaló Putin, durante una reunión sobre la liquidación de las secuelas de la guerra, citado por las agencias rusas.
Putin, que cifró en unos dos mil el número de desplazados que “aún tienen que regresar a sus casas”, señaló que los damnificados por la guerra recibirán subsidios sociales, lo que incluirá la distribución de material de construcción entre la población.
En lo que se refiere a la capital, Tsjinvali, Putin señaló que ya se han reanudado las comunicaciones por teléfono, las retransmisiones por televisión, el suministro de gas y también de electricidad.
El primer ministro ruso subrayó la importancia de que todas las viviendas destruidas por la guerra en esa región separatista se reconstruyan en los próximos meses y de lanzar un programa a largo plazo para el renacimiento de la economía local.
“Rusia, por su parte, ofrecerá a Osetia del Sur toda la ayuda necesaria para solucionar todos esos problemas”, apuntó.
Según el ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia, durante el conflicto (8-12 de agosto) resultaron destruidas 2.522 viviendas, 29 centros escolares y 17 centros de salud.
Rusia suscribirá hoy, miércoles, en una ceremonia oficial en el Kremlin un acuerdo de amistad, cooperación y asistencia con Osetia del Sur, cuya independencia reconoció el pasado 26 de agosto.
De igual forma Putin, anunció un aumento del 27% del gasto asignado a seguridad y defensa en 2009, que ascenderá a 2,4 billones de rublos (70 mil millones de euros).
“El Gobierno considera su tarea garantizar la asignación prioritaria de fondos para el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas y la seguridad del Estado”, señaló Putin.
El presidente ruso, Dmitri Medvédev, aseguró la pasada semana que el rearme había pasado a ser una de las “prioridades” de Rusia tras la agresión georgiana contra la región separatista de Osetia del Sur.
“Necesitamos unas Fuerzas Armadas modernas y eficaces”, subrayó.
Rusia anunció en 2007 un nuevo programa de rearme, que incluye la puesta en servicio de misiles balísticos intercontinentales, submarinos nucleares y aviones estratégicos, la conocida como “tríada nuclear”, en un intento de mantener la paridad con Estados Unidos.
En cualquier caso, el Kremlin mantiene que el presupuesto militar norteamericano es, en cifras absolutas, casi 25 veces superior al de Rusia.
Por su parte la Organización de Naciones Unidas anunció ayer que un equipo de la organización visitará la región que en agosto fue escenario del conflicto entre Georgia y Rusia para evaluar la situación por la que atraviesa su población civil.
Marie Okabe, portavoz de la ONU, precisó que el equipo de expertos visitará la región separatista de Osetia del Sur, así como la ciudad de Gori, la capital georgiana, Tiflis, y Moscú.
“El objeto de la misión es tener un conocimiento de primera mano sobre la situación humanitaria y los derechos humanos en la zona, incluida la situación de los desplazados por el conflicto y la de otros grupos vulnerables”, señaló Okabe.
La portavoz indicó que la información recopilada por los expertos se incorporará a la revisión que se presentará próximamente sobre la petición de fondos urgentes para las víctimas de la guerra que las Naciones Unidas lanzó el pasado 18 de agosto.
Recordó que, además de este equipo, la ONU tiene previsto enviar a la zona una misión de investigación sobre el conflicto desatado entre Moscú y Tiflis por las regiones georgianas separatistas.


Reacción

Mientras los refugiados de Osetia del Sur regresan a sus hogares y la tensión provocada por el conflicto entre las regiones independentistas y Georgia baja de tono, la embajada de la Federación de Rusia en Costa Rica recordó a las víctimas mortales del conflicto.
“El 16 de setiembre se cumplen 40 días, plazo sagrado para la fé ortodoxa rusa, desde el ataque de Georgia contra la pequeña Osetia del Sur. Las víctimas de la parte oseta ascienden a 2 mil, entre ellos muchos ciudadanos rusos. Murieron más de 70 miembros del contingente ruso de mantenimiento de la paz en el área quienes se encontraban allí según el mandato internacional”, aseguró Valery Nikoláenko, embajador ruso en Costa Rica.
Nikoláenko afirmó que “todo el pueblo ruso deploran estas pérdidas de vidas inocentes y expresa sus condolencias a los familiares de los caídos en estos ataques”.
Ver comentarios