Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



GLOBAL


Reformas ausentes de Cuba tras 15 meses sin Fidel

| Jueves 01 noviembre, 2007



Reformas ausentes de Cuba tras 15 mese sin Fidel

Cubanos esperan soluciones a los problemas más acuciantes del país

La Habana
EFE

Quince meses después de la retirada del poder de Fidel Castro, los cubanos esperan soluciones a los problemas más acuciantes del país y reclaman reformas en los debates organizados desde la cúpula, cuyas conclusiones todavía no se han dado a conocer.
Desde el 31 de julio de 2006, cuando la isla fue sacudida por el anuncio de la enfermedad de Fidel Castro y la asunción provisional del poder de su hermano menor, el general Raúl Castro, de 76 años, Cuba entró en un lento proceso de reconocimiento de las asignaturas pendientes que, hasta ahora, no se ha traducido en cambios significativos ni en mejoras en la vida cotidiana de la población.
El pasado 26 de julio, durante un acto organizado en conmemoración de la fecha más importante del calendario revolucionario, Raúl Castro rompió el compás de espera en el que se había sumido la isla durante el primer año de ausencia del comandante con un discurso marcadamente político.
En dicho mensaje, el general reconoció la necesidad de ajustes estructurales y conminó a los cubanos a debatir y a exponer sus problemas con “valentía y sinceridad”.
Las estructuras del Partido Comunista de Cuba y de las organizaciones oficiales de masa se pusieron manos a la obra, convocando asambleas en barrios, organismos institucionales y centros de trabajo de todo el país.
“Se ha hablado de transporte, de vivienda, de salarios, de la doble moneda, de los problemas de la agricultura, de muchas cosas que hacía falta hablar”, aseguró un militante comunista que ha participado en más de uno de estos debates, vedados para la prensa extranjera y silenciados por la prensa oficial cubana.
“La gente habló de todo y los cubanos que conozco no hablarían en las asambleas si no pensaran que se van a producir cambios”, apuntó Rafael Hernández, director de la revista de análisis Temas.
“Hay miles de planteamientos que se están recogiendo, y la mayoría no son de intelectuales, sino de obreros, de campesinos...”, añadió Hernández, convencido de que el debate “había empezado antes entre la gente, y la dirección del país lo acepta como una necesidad”.
“El cambio es inevitable, cómo será el cambio, no se”, señalaba un profesor universitario durante un reciente coloquio organizado por Temas.