Enviar
Lunes 26 Septiembre, 2011

Reforma fiscal y efectos en la vivienda

Con la Reforma Fiscal, como está planteada en el Congreso, las personas deberán pagar más de ¢2 millones adicionales para tener una casa de ¢20 millones.
En la actualidad, la clase media de nuestro país tiene grandes dificultades para adquirir casa propia, consecuencia de su reducida capacidad de pago frente a los costos que hoy tienen los tipos de vivienda a los que esas familias aspiran y la construcción en general.
La situación mencionada se agravará, de aprobarse tal y como está, el texto de Reforma Tributaria que se discute en la Asamblea Legislativa. La creación de un Impuesto al Valor Agregado (IVA) de un 14%, con el cual se gravarían todos los servicios de la construcción que hoy no pagan impuestos, tales como mano de obra, transportes y servicios profesionales, incluidos los de tipo legal, más el aumento al impuesto de traspaso de bienes inmuebles del 1,5% al 3%, harán que los costos de una vivienda para clase media se incrementen entre un 9% y un 12%.
En la Cámara Costarricense de la Construcción estamos conscientes de la necesidad de mejorar la situación fiscal del país, y de los posibles caminos para lograrlo, pero también de la necesidad que tienen las familias de contar con casa propia. Por eso hemos presentado a los señores diputados de la Comisión de Hacendarios, nuestra propuesta de forma que los servicios relacionados con la construcción tengan un IVA preferencial, al mismo tiempo que solicitamos se mantenga el impuesto al traspaso de bienes inmuebles en el 1,5% actual, pidiéndoles que desde sus curules tomen acciones de forma que las familias costarricenses sigan con la posibilidad de tener casa propia.
Si bien es cierto los bancos del sistema bancario nacional han mejorado las condiciones de los créditos para que la gente compre su casa, la verdad es que los totales de metros cuadrados de vivienda que se llevan a trámite de permisos ante al Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos viene siendo año a año menor desde 2007, como lo demuestran las cifras anualizadas de setiembre a agosto en cada uno de los últimos cinco años.
Estas preocupaciones y propuestas del sector fueron presentadas al señor ministro de Hacienda, Fernando Herrero, en una carta enviada el pasado 9 de junio, y la misma posición comunicada a la Comisión de Asuntos Hacendarios el 28 de marzo anterior.
Desde la Cámara Costarricense de la Construcción, reiteramos al Gobierno nuestra preocupación porque el incremento propuesto en la Reforma Fiscal tendrá un impacto directo en los costos de las viviendas, lo que provocará que las familias costarricenses tengan más limitaciones de las que existen hoy para adquirirlas, obstaculizando seriamente el esfuerzo que se hace actualmente desde las mismas instituciones del Estado relacionadas con la solución a la problemática de la vivienda en nuestro país, así como de otros profesionales y empresas relacionados con el tema.

Ricardo Castro Castro
Presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción