Enviar
Jueves 24 Abril, 2014

Las pymes son motor del desarrollo económico de Costa Rica; así lo demuestra su contribución en un 33% al PIB nacional


Recursos pymes

Monitorear el impacto de las pymes en los procesos de desarrollo nacional y fortalecer las acciones de política pública no son el resultado de simplemente abrir una hoja de excel y luego jugar a los dardos tratando de acertar la ruta óptima a seguir.
El Ministerio de Economía, Industria y Comercio, con el escaso presupuesto con que cuenta, ha hecho muy buena tarea en la administración Chinchilla Miranda en lo que a promoción del emprendedurismo y pymes se refiere.
Por fin se dejó el caminado del cangrejo atrás. Antes de esta administración, parecía que dentro del MEIC el único departamento “con cierto sentido” era el de protección al consumidor.
Al cierre de esta administración, existen avances en temas como por ejemplo: mejora regulatoria; gestión y ejecución de la cooperación internacional en regiones como la Brunca, Huetar Caribe, Huetar Norte; el desarrollo de un nuevo instrumento que dota al país de un sistema de información pyme como insumo de la generación de política pública; el aporte de la Dirección General de la Pequeña y Mediana empresa (DIGEPYME) con contribuciones particulares por medio de Creapymes, desarrollo de ferias para la visibilización de las pymes, impulso a la implementación de diversos indicadores, fortalecimiento del SIEC (registro de empresas pasó de 3.139 inscritas en 2010 a 13.165 empresas registradas en 2013), entre otros.
Las pymes son motor del desarrollo económico de Costa Rica; así lo demuestra su contribución en un 33% al PIB Nacional, en un 29,2% al empleo del país (incluyendo pequeño y mediano productor agropecuario), en un 86,8% (del 100% de la oferta de empresas existente en el país) a empresas pyme de los sectores industria, comercio, servicios, tecnologías de información y agropecuario.
Del estado de situación de las pymes presentado este lunes, se desprenden necesidades claras como por ejemplo:
1) fortalecer la inserción al mercado internacional de las micro y pequeñas empresas. Los esfuerzos que han hecho instancias como Comex y Procomer son muy valiosos, pero en un país en donde el 73% del parque empresarial son microempresas, no concentrar nuestros esfuerzos en estas, sería no solo insuficiente sino también ineficiente.
2) A pesar de los esfuerzos que se han hecho en los últimos cuatro años en las regiones antes mencionadas, la distribución de las pymes por su ubicación territorial, sigue revelando una gran debilidad fuera de la Región Central, en la que se ubica el 74% de las empresas pymes del país. Así, las tres regiones con menor participación son Región Chorotega, Región Huetar Caribe y Región Brunca.
3) Hay otras instituciones que podrían buscar vacíos dentro de sus propios resultados financieros tomando como insumo la información disponible ahora en el MEIC. Así por ejemplo, del total de pymes que se encuentra activo en el SIEC, solo un 67,85% es contribuyente de la Caja Costarricense de Seguro Social, ante lo cual, mínimo, cabe preguntarse ¿Qué pasa con el otro 32,15%?
Las mejoras en los recursos pymes se materializaron. Ahora corresponde usarlos y no conformarse con los logros de 2010-2014.

Alejandra Esquivel G.

[email protected]