Enviar
Martes 13 Agosto, 2013

¿Por qué Bezos teniendo Amazon, compra el Washington Post? Para ganar credibilidad


¿Qué busca Bezos en el Washington Post?

Nadie invertiría $250 millones en comprar un negocio en declive.
La señal que envía el dueño de Amazon, Jeff Bezos, contradice el mito de que los medios tradicionales van a la bancarrota.
Si el magnate hubiera querido tener un medio de comunicación, no necesitaba el Washington Post.
El simple hecho de citar a una rueda de prensa, y anunciar la incursión en el negocio de las noticias hubiera sido suficiente para dar de qué hablar.
Por eso, pensaría que descubrió que los medios tradicionales tienen algo de lo que carece lo digital. Y me parece que es la credibilidad.
Aunque la confianza del estadounidense en lo digital crece, los medios tradicionales mantienen la ventaja.
Creería en este aspecto, que la saturación que padece el ciberespacio con tantos contenidos generados por las redes sociales, se convierte en ruido, que no tiene ningún valor.
Quizá Bezos haya encontrado que la información tiene un valor, y en un futuro el negocio redimirá una renta interesante.
The Economist practica un modelo de negocio de venta de suscripciones digitales, y es líder en esta dirección.
Pero en el mismo mercado, la cantidad de revistas impresas era de 195 el año anterior, 45 más que un año antes.
La razón que supongo para explicar este fenómeno es que, conseguir dinero en la web es difícil, es menos probable y esa es la realidad del mercado local.
Quizá Bezos encontró que si bien el lector está más dispuesto a suscribirse a un producto digital, el papel tiene mayor credibilidad.
Y esto podría explicar por qué aún la publicidad apuesta por los medios tradicionales, el papel podría no estar del todo muerto.
Respetando las distancias, es lo que sucede en nuestro mercado.
Aunque a todos nos han dicho que el futuro está plenamente en las versiones digitales, estas no son sostenibles sin su par impreso.
Los esfuerzos conocidos enfrentan un mercado que todavía no define si pagará por cantidad de clics, tráfico de la página, o por aparecer en el sitio de un generador de información respetable.
Acá es donde retomo el aspecto de confianza, porque parece que el papel aún es confiable, y el dinero publicitario seguirá ahí por un tiempo; mas no las suscripciones.
El problema para los defensores de la información gratuita es que nadie querrá generar contenidos gratis.
Y entonces, los cibernautas no podrán exigir calidad en ellos.
Cerrando el círculo, ¿por qué Bezos teniendo Amazon, compra el Washington Post?
Para ganar credibilidad.
O quizá, para capturar la publicidad que no puede con su plataforma digital.
La otra suposición, menos llamativa, es que lo hace por diversión.
Resulta común que firmas como Microsoft, GM y otras aporten dinero al financiamiento de los medios de comunicación.
El rol del periodismo en el fortalecimiento de la democracia puede ser visto como responsabilidad social.
Quizá las ganancias no existan, y lo que Bezos quiere es aportar su “grano” desde esta trinchera.

Daniel Chacón

Editor Ejecutivo
La República