Logo La República

Domingo, 21 de abril de 2019



COLUMNISTAS


¿Qué se esconde detrás del Limón Independiente?

Vladimir de la Cruz [email protected] | Miércoles 20 marzo, 2019


Desde febrero de 2017, en la red de Facebook, opera una dirección con el nombre Limón Soberano, como personaje. En el perfil, anónimamente, sin personas reconocidas, se promueve la separación de la Provincia de Limón del territorio de Costa Rica y la constitución de una República para los limonenses, reivindicando en este sentir la “independencia” de Limón.

Si logran “la independencia de Limón de San José, dicen, construiríamos un aeropuerto internacional y hoteles que reúnan las condiciones para recibir a turistas extranjeros y locales, mejoraríamos la calidad de vida de los limonenses, facilitando créditos con intereses de acuerdo a la inversión, volveríamos a la producción de cacao, fortaleciendo a nuestros agricultores, al pequeño, mediano agricultor saldrían favorecidos con un plan de créditos rápidos, como interés, el dragado del río Sixaola para evitar las inundaciones”. Además, enfatizan que “Limón es para los limonenses”. Añaden que “la libertad de los pueblos se ha conquistado mediante el esfuerzo y sacrificio, porque no hay libertad si no hay sacrificados”, y se “exhorta en nombre de la libertad, la democracia y la justicia para que no sigas siendo explotado. Levántate en contra del poder oligárquico que nos ha sometido al yugo opresor, limonense, Llegó una nueva esperanza para que seas libre e independiente”, y convoca a “luchar por la independencia, pues es necesario que nos sacrifiquemos, para heredarles a las futuras generaciones una provincia libre, independiente y soberana”. A ello se suma un llamamiento: “Limonense, organízate en tu cantón, en tu distrito, en tu barrio, y pronúnciate en contra de los políticos tradicionales, proclama la independencia de Limón porque los limonenses merecemos nuestras riquezas. No sigamos permitiendo que se la lleven para San José”.

Esta es la esencia del mensaje que, desde esa fecha hasta hoy, se sostiene en la página de Facebook.

No aparece una sola persona física reconocida a cargo de la página. No aparece un movimiento político organizado alrededor de este planteamiento. No existe un partido político provincial que reivindique esta “independencia”.

Quien escribe regularmente en la página no deja de mencionar a Dios como un referente de existencia y de esperanza para la independencia. Un seguidor de la página habla del “Poder celestial” y otro, suponiendo la independencia de Limón, dice: “después se ser elegido presidente de Dios por y para Costa Rica”.

No hay un programa o ideario político alrededor del planteamiento.

Como símbolo importante resaltan a Pablo Presbere, “primer héroe y mártir”, y se convoca a “seguir su ejemplo”.

Se habla de un Estado Mayor y de un Comandante en la estructura de quienes proponen la independencia provincial. Hablan contra la clase política en general y puntualizan, de vez en cuando, en los “traidores”. Llaman a “no comer cuento de los Figueres ni de los Desanti, ni de su compinche al que le regalaron el premio Nobel de la Paz”. Los llaman “farsantes, irresponsables y traidores que deberían ser fusilados como ellos fusilaron a Juanito Mora, porque son los mismos descendientes de la camarilla de Insulpadores [sic], los españoles cuando nos invadieron que lo hicieron con espadas, mosquetes, espejos y atuendos, y que hoy nos invaden con sonrisas y abrazos, pero siguen siendo los mismos delincuentes de siempre. Seamos patriotas y defendamos con dignidad lo que defendieron nuestros ancestros”.

Para quien dirige esta página, la lucha es “una cruzada libertadora, en la cual no hay que desmallarse [sic], ni tenerle miedo al latido de la jauría, ni a las cárceles ni a sus insultos, porque los hijos de la patria ni se venden ni se rinden. Ni un paso atrás”.

En vísperas de la campaña electoral de 2018, el mensaje de este personaje era contra José María Figueres a quien señalaba que “de llegar a la presidencia, sería como el cáncer que carcomería las entrañas de Limón”, y a lo trata de “maldito ladrón”. Un reclamo constante a los diputados limonenses que no han sabido legislar “como un equipo, por y para la provincia”.

Poco conocimiento concreto de los problemas de la provincia, y ausencia total de propuestas que agrupen a ciudadanos en movimiento en la causa de la independencia provincial es evidente en el discurso en dicha página.

A medida que se acercaba la campaña electoral a finales del 2017, la crítica era contra Liberación Nacional y Unidad Social Cristiana.

Según el personaje Limón Soberano, el 15 de setiembre de 2017 se nombró “una Junta de Gobierno Provisional que quedó compuesta por un médico, un ingeniero agrónomo, una profesora de inglés, una licenciada exmiembro del Poder Judicial, un empresario licenciado en ciencias políticas, una contadora actualmente funcionaria de un banco estatal, un exmayor de la Fuerza Pública, un funcionario de una compañía bananera y un exfuncionario de Moín, todos de diferentes corrientes políticas, pero con un solo ideal: ‘Proteger los intereses de Limón’ y terminar con los políticos corruptos que nos han mal gobernado desde San José, con la complicidad de algunos traidores malos limonenses que por suerte son pocos”.

En julio de 2018 Limón Soberano señaló la lista “de personas no gratas en nuestra provincia: 1-Johnny Leiva Badilla, exdiputado, 2-Luis Vásquez Castro, exdiputado, 3-Otto Guevara Guth, exdiputado, 4-Víctor Morales Zapata, exdiputado, 5-Rolando González Ulloa, exdiputado, 6-Luis Gerardo Villanueva, exdiputado, 7-José María Figueres Olsen, expresidente de la República, 8-Avelino Esquivel Quesada exdiputado, TODOS CORRUPTOS. Y FALTAN otros MÁS POR MENCIONAR”.

El 6 de octubre de 2018, el pronunciamiento de que “se les hace saber a las y los diputados de la Asamblea Legislativa de Costa Rica la decisión que ha tomado un sector de la sociedad Limonense de separarse de Costa Rica y convertirse en república independiente”. Este mismo día hicieron ver que habían enviado “un documento formal a la Embajada de la República de Nicaragua en Costa Rica y, de igual manera, a la Embajada de la República de Panamá en Costa Rica, como es de conocimiento de ustedes, ya que ambos países son fronterizos con Limón, y deben de estar informados de los acontecimientos en los próximos días, por lo que les hemos solicitado a los hermanos países la neutralidad”.

Quienes están detrás de Limón Soberano, una persona, o un pequeño grupo de personas, no conocen nada de la historia política de Limón, de la historia de las luchas sociales de Limón, de las luchas obreras y sindicales de Limón, de la tradición político partidista de Limón, que en las elecciones de 1913 constituyó un Partido Obrero Limonense, están al margen de la tradición migratoria laboral que llegó a Limón desde el siglo XIX.

Tampoco conocen nada de la teoría política ni de ideas políticas. Su planteamiento carece de estos elementos y, como decía Lenin, sin teoría revolucionaria no hay movimientos revolucionarios. Sin un planteamiento por la independencia no hay movimiento independentista, pero, sobre todo, se carece de una organización, un partido político, o un movimiento político que reivindique la independencia, el motor que conduzca, que dirija, que oriente, que atraiga tras de sí en esa lucha independentista. Carecen, además, de información histórica nacional y provincial y especialmente de información y formación jurídico política que les permita entender qué clase de república es Costa Rica. Del mismo modo, de la historia política electoral de la provincia que ha tenido partidos políticos regionales importantes, algunos que llegaron a tener representación parlamentaria, y desconocen también de liderazgos regionales de carácter político que no pudieron levantar movimientos similares.

Hace pocos años el diputado de Acción Ciudadana Edwin Patterson, 2002-2006, reinvindicó la separación de la provincia para agregarla a Nicaragua.

No es suficiente proclamar la independencia de Limón y la posibilidad de constituir la República soberana de Limón.

Si no hay una lucha armada, un movimiento político insurgente contra las autoridades de San José y el dominio institucional que ello significa, lo que puede desprenderse de los planteamientos de Limón Soberano. Por la vía pacífica no les queda más que tratar de cuestionar la integración unitaria del Estado y de la República de Costa Rica. Y desde esta dimensión no es posible separar o segregar la provincia de Limón, porque nunca hemos sido una federación de territorios. Costa Rica evolucionó con la Independencia como un territorio unitario; así estaba definido y delimitado por España, bajo la dominación española. Al quebrarse y desaparecer el dominio colonial español, se mantuvieron los límites que España había establecido, con la evolución natural que ellos tuvieron con el curso de los años. Al interior costarricense hasta 1835 no hubo una delimitación interior, en correspondencia con el mayor y mejor conocimiento del territorio nacional y en correspondencia con el desarrollo regional que iba surgiendo. Así surgieron los Departamentos Occidental, Oriental y el de Guanacaste, considerando la Anexión del Partido de Nicoya. En 1848 se establecieron las Provincias de San José, Alajuela, Cartago, Heredia y Guanacaste y las Comarcas de Puntarenas y Limón, más tarde convertidas en provincias, siendo Limón la última en declararse. Como comarca se le llamó Comarca Independiente de Limón y se estableció el 25 de julio de 1892 a la ciudad de Limón como la cabecera de la Comarca, para hacer surgir la Provincia de Limón a principios del siglo XX, el 1 de agosto de 1902.

La división administrativa provincial aseguró y consolidó al Estado unitario, a la República unitaria. Nunca, que yo recuerde, en período independiente hubo controles migratorios internos de paso de una provincia a otra, como sucedió con estados dentro de las repúblicas federales latinoamericanas que han existido.

Los órganos políticos nacionales tienen ese carácter. Nunca ha habido poderes públicos provinciales, un poder ejecutivo, uno legislativo y una corte de justicia provincial. Lo más que hubo fue hasta 1994-1998 los Gobernadores de Provincia, figura ya desaparecida de la estructura gubernativa nacional.

Cuando participamos de la República Federal Centroamericana, 1824-1838, lo hicimos como república independiente que éramos, bajo la forma de Estado, dentro de la República Federal, con órganos propios de gobierno desde 1824, en la forma que hoy tenemos. Por eso fue proclamada la República Independiente de Costa Rica, en debida forma, en 1848, cuando ya estaba disuelta la Federación Centroamericana.

Costa Rica no se ha formado con nacionalidades, como otros países, donde en las regiones que habitan, tienen sus propias prácticas culturales, costumbres, tradiciones, idiomas, como para pensar que Limón hoy constituyen una unidad geográfica con su propia y específica poblacional “nacional”. Ya ni siquiera la población afrodescendiente es mayoritaria en la provincia.

La ruptura independiente exigiría una Asamblea Nacional Constituyente que lo estableciera. Ni siquiera operaría en ese sentido un referéndum al efecto convocado, como el que realizaron en Cataluña, España.

El derecho de segregación del país no existe como una posibilidad de reivindicación política de los costarricenses. Como no existe tal derecho, solo quedaría irse por la vía insurgente, militar y revolucionaria. ¿Es eso lo que pretende Limón Soberano? ¿Es Limón Soberano, en el Facebook, un movimiento sedicioso en este sentido?

Los movimientos políticos separatistas tienen líderes identificables y luchas concretas para la separación, lo que hasta ahora no tiene esta propuesta, que pareciera tener más influencia religiosa pentecostalista de la región atlántica mezclada con los intereses de los grupos narcomafiosos y de narcotraficantes, a quienes sí les podría interesar controlar toda la provincia, en tanto controlan con ello los 220 km de costa y la parte correspondiente del mar territorial para sus negocios de narcocomercio.

La Dirección de Inteligencia y Seguridad del Estado debería ponerles atención a quienes en esta página de Facebook convocan a separar la provincia y a desagregar el territorial nacional.




NOTAS ANTERIORES