Enviar
Prueba se da en momentos en que Corea parecía dispuesta al diálogo
Pyongyang lanza cinco misiles
• Analistas no creen que ensayo pueda afectar futuras negociaciones de desarme

Seúl
EFE

Corea del Norte lanzó ayer cinco misiles de corto alcance en su costa oriental, según informó la agencia surcoreana Yonhap, justo cuando Pyongyang parecía resuelta a volver a las negociaciones sobre su programa nuclear.
Los misiles fueron lanzados desde las cercanías de la base de Musudan-ri, en la provincia septentrional de Hamgyeong, según la fuente, que aseguró que el Gobierno norcoreano había emitido una prohibición de navegación en ambas costas desde el 10 hasta el 20 de octubre en una franja de 120 kilómetros.
También las autoridades japonesas fueron avisadas por parte de Corea del Norte de la realización de maniobras militares entre el 12 y el 25 de este mes en la costa oeste norcoreana, según la agencia nipona Kyodo.
Corea del Norte probó entre 2004 y 2007 un total de 12 misiles de este tipo, mientras que el lanzamiento de ayer es el primero que se produce desde el pasado julio.
Según una fuente del Gobierno de Seúl citada por Yonhap, se trata de misiles tierra-tierra del tipo KN-02 con un alcance de 120 kilómetros que pueden ser disparados desde una lanzadera móvil.
Analistas consultados por Yonhap indicaron que las características de estos misiles de corto alcance demuestran que Corea del Norte sigue dispuesta al diálogo y no creen que pueda afectar a unas futuras negociaciones de desarme.
La prueba militar de Pyongyang podría tratarse de un ejercicio rutinario, según Yonhap, aunque se produce justo cuando las relaciones entre las dos Coreas comenzaban a mejorar y parecía que el régimen comunista estaba dispuesto a volver a la mesa de negociaciones sobre su programa nuclear.
El ensayo militar coincide con los esfuerzos de Pyongyang para reunirse con representantes de Washington para tratar su desnuclearización y eventuales compensaciones.
También se produjo horas después de que Seúl ofreciera a Corea del Norte reuniones de trabajo para hablar de asuntos comunes, aunque rechazó mantener encuentros de alto nivel.
El lanzamiento fue recibido con sorpresa por Rusia, mientras que fuentes diplomáticas lo tacharon de "inoportuno, sobre todo cuando se intenta retomar las negociaciones a seis bandas".
La prueba norcoreana se produce la víspera de las negociaciones que mantendrá en Moscú la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, en cuya agenda el problema del programa nuclear norcoreano ocupa un lugar destacado.
El lanzamiento de los cinco misiles se produce días después de la cumbre trilateral entre los mandatarios de China, Japón y Corea del Sur, en la que se trasladó a Pyongyang la necesidad de que vuelva al diálogo a seis para la desnuclearización de la península coreana.
En un encuentro anterior, el primer ministro chino, Wen Jiabao, consiguió arrancar una declaración al líder norcoreano, Kim Jong-il, en la que se comprometía a volver al diálogo multilateral (con Corea del Sur, Japón, Rusia, China y EEUU) con la condición de que primero se celebrase un encuentro a solas con Estados Unidos.
Asimismo, el Gobierno surcoreano del conservador Lee Myung-bak, que asumió la presidencia en febrero de 2008, había conseguido mejorar las relaciones con Corea del Norte, después de que las autoridades norcoreanas facilitaran las operaciones en los proyectos conjuntos de Kaesong y Kumgang.
Pyongyang se enfrenta a las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU que le prohíben el desarrollo de misiles balísticos y armas nucleares, así como la financiación y el comercio de materiales que puedan ser utilizados en estos procesos.
Ver comentarios