Putin se reúne con Erdogan en campaña diplomática sobre Siria
Putin y Trump acordaron intensificar sus esfuerzos de cooperación para la resolución del conflicto en Siria. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente ruso, Vladímir Putin, continúa con su campaña diplomática para establecer zonas de seguridad en Siria apoyadas por fuerzas de mantenimiento de la paz tras iniciar conversaciones con el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, en el centro turístico de Sochi en el mar Negro el miércoles.

"Rusia y Turquía pueden cambiar el destino de toda la región", dijo Erdogan a Putin, quien señaló las relaciones entre los dos países están adquiriendo un estatus especial.

La reunión tiene lugar un día después de que Putin hablara del plan de las zonas seguridad con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en lo que la Casa Blanca describió como una llamada telefónica.

Putin y Trump acordaron intensificar sus esfuerzos de cooperación para la resolución del conflicto en Siria y la lucha contra el terrorismo, según declaraciones de Estados Unidos y Rusia. Un alto diplomático estadounidense asistirá a dos días de conversaciones lideradas por Rusia sobre Siria, que comenzaron el martes en Kazajistán e incluyen conversaciones sobre las zonas de seguridad.

La oposición siria se muestra escéptica sobre la iniciativa rusa, que apoya la creación de cuatro zonas de seguridad patrulladas por fuerzas que podrían incluir tropas de Rusia, Turquía e Irán. Las áreas se establecerían en la provincia noroccidental de Idlib, la provincia de Homs en el oeste, el barrio de Ghouta Oriental, en la periferia de la capital Damasco, y en el sur de Siria.

Los opositores del presidente sirio, Bashar al-Assad, apoyan el despliegue de fuerzas de la paz de las Naciones Unidas. El Gobierno sirio rechaza esta idea, según informó el periódico pro Kremlin Izvestia, citando a Sadji Taama, político del partido gobernante en Damasco.

En una señal de la dificultad de las conversaciones, la delegación de la oposición suspendió su participación en las conversaciones en Astana, capital de Kazajistán, debido a los constantes ataques de las fuerzas gubernamentales y de sus aliados, según dijo un alto miembro de la oposición, Yayha al-Aridi, por mensaje de texto.

La llamada de Trump-Putin fue la primera entre los dos líderes desde que surgieron las tensiones por una ofensiva en Siria el mes pasado en respuesta a un ataque con armas químicas que, según el Gobierno estadounidense, fue lanzado por las fuerzas de Assad. El Presidente sirio y sus aliados rusos rechazaron las acusaciones.

Aunque Assad ha logrado cambiar el rumbo de la guerra a su favor después de que Rusia iniciara una campaña aérea en setiembre de 2015, los continuos enfrentamientos entre sus fuerzas y los rebeldes respaldados por Estados Unidos y sus aliados, entre ellos Turquía y Arabia Saudita, obstaculizan una solución política. Se estima que unas 400 mil personas han perdido la vida y millones han huido del país como consecuencia del conflicto.


Ver comentarios