Enviar

Es posible que las condiciones de la vía se deterioren pronto. Habrá que prever la existencia de fondos para su mantenimiento y aparentemente lo que recibe hoy CONAVI, de los impuestos que pagamos, no alcanza para mantener en condiciones aceptables las carreteras nacionales


Puesto fronterizo en la mira

La apertura del nuevo puesto fronterizo en la zona de Los Chiles, que traerá beneficios en muchos sentidos, se tendrá que hacer contra el tiempo y no en las condiciones más adecuadas. Es una obra que debieron hacer los gobiernos anteriores.
Esto obligará a trazar un plan para prevenir las dificultades que pudieran presentarse, de modo que nada entorpezca la circulación por ese puesto.
Sin embargo, ahora se trata de echar a andar las cosas aunque sea con soluciones provisionales, para que se abra lo que será uno de los corredores viales más importantes de la región centroamericana. Así lo ha prometido el actual gobierno.
Los beneficios son muchos. Se desahogará el puesto fronterizo de Peñas Blancas, se evitará el paso por el Valle Central del transporte de carga pesada que se dirige al Caribe y se iniciará un proceso de desarrollo en la Zona Norte, entre otros.
Pero el no haber hecho las cosas a tiempo deja en el aire aspectos que deberían formar parte del plan.
Para empezar, la carretera puede estar más o menos bien para la circulación de vehículos locales pero no para soportar los 1.500 vehículos diarios que comenzarán a pasar por esa vía, de los cuales se calcula que habrá unos 180 camiones pesados diarios.
Con ese tipo de circulación es posible que las condiciones de la vía se deterioren muy pronto. Habrá que prever la existencia de fondos para su mantenimiento y aparentemente lo que recibe hoy CONAVI, de los impuestos que pagamos, no alcanza para mantener en condiciones aceptables las carreteras nacionales.
¿Sería posible contar con un peaje en algún lugar del trayecto? Se trata de una vía con importantes carencias pero aun así beneficiará a muchos.
Por otro lado, las precarias instalaciones con que comenzará a funcionar el puesto no significa que deban descuidarse los controles que, por cierto, andan mal en nuestras fronteras permitiendo alto grado de contrabando.
Hay que trabajar muy fuerte en promoción y tratar de atraer al turismo nicaragüense de alto poder adquisitivo, ha dicho a este medio el presidente de la Cámara de Turismo de la Zona Norte.
Nicaragua valora y potencia su cultura. ¿Que ofreceremos de este lado de la frontera?
Mucha tarea pendiente que habría que hacer con iniciativas innovadoras, con imaginación, pero sobre todo con un buen plan y mucho trabajo eficiente.
 



Ver comentarios