Enviar
Jueves 31 Octubre, 2013

Conocer antecedentes de un tema, facilita la operación institucional y permite mejores resultados


Productividad en adultos mayores


Cuando las personas llegan a la tercera edad, muchas veces se ven alejadas de la vida productiva no solo por su jubilación sino también por prejuicios y estereotipos de la sociedad, los cuales los sentencian a una vida pasiva y alejada del mercado productivo.
En Costa Rica, este grupo representa aproximadamente el 6% de la población. Aunque puede parecer un número bajo, en el país cada vez habrá más personas adultas mayores. Esto se debe principalmente a la disminución en las tasas de mortalidad y en las de natalidad, lo que produce una población cada vez más “envejecida”.
Según el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor, Costa Rica presenta un proceso de envejecimiento acelerado de su población. Mientras en los países desarrollados se tardó entre 100 y 140 años para que el grupo de personas de más de 65 años se duplicara, aquí sucederá lo mismo en los próximos 25 o 30 años, pues la esperanza de vida ha ido aumentando en las últimas décadas.
Al celebrar el mes de la persona adulta mayor (octubre), el país debe reflexionar sobre el papel que cumple este importante grupo de la población, cada vez más numeroso, e integrarlo positivamente en la construcción de una sociedad más justa y con mayores posibilidades de valorar su conocimiento y experiencia.
Hay un viraje en el patrón de empleo. Se registra un aumento en la cantidad de personas mayores de 45 años que trabajan, según encuestas continuas de empleo hechas por el INEC de 2010 a la fecha, que refleja un panorama que encamina al país a un cambio conductual en materia de contratación y conservación del personal que supera esta edad.
En el sector bancario hemos dado pasos importantes para contar con planes que permiten capitalizar la experiencia del personal mayor en cuanto a la gestión interna del negocio, pues en muchos casos, conocer antecedentes de un tema, facilita la operación institucional y permite lograr mejores resultados.
Hemos desarrollado iniciativas para que las y los habitantes jubilados continúen realizando un manejo adecuado de sus finanzas, con el fin de que se provean a sí mismos de una mejor calidad de vida. Que aprovechen los conocimientos adquiridos en su vida productiva para generarse recursos adicionales.
Las sociedades orientales tienen una cultura que aprovecha la sabiduría, el conocimiento y la experiencia de las personas mayores. Países como Japón están procurando involucrarles nuevamente en la vida laboral por medio de agencias de empleo para jubilados.
Por eso, es necesario que veamos a las personas adultas mayores con otros ojos y que echemos abajo los mitos y los estereotipos que nos están privando del beneficio de una población madura y con conocimiento en diferentes áreas del quehacer nacional. Quizás en estas personas se encuentre la solución a las problemáticas que vive el país actualmente.
Construyamos una sociedad verdaderamente accesible que no solo se preocupe por darles rampas de acceso o espacios preferenciales sino también por incorporarles plenamente a la realidad nacional que les posibilite seguir formando parte de la fuerza productiva.

Geovanni Garro Mora

Gerente general corporativo
Banco Popular