Enviar
Potencias impulsarán sanciones contra Irán

Miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania consensuaron términos de nueva resolución

Berlín
EFE

Los ministros de Exteriores del Grupo “5+1”, que integra a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, acordaron ayer impulsar una nueva resolución sancionadora contra Irán ante la negativa de este país a detener su programa nuclear.
La medida fue anunciada por el jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, anfitrión de la reunión, a la que también asistieron sus colegas de Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña.
En una declaración ante la prensa en la que no hubo opción a preguntas Steinmeier anunció que “hemos acordado los elementos para una nueva resolución contra Irán”.
Esos elementos, que Steinmeier no precisó, serán compilados en forma de borrador de resolución, texto que presentarán en calidad de copatrocinadores Alemania, Francia y Reino Unido.
El ministro no habló de plazos, pero sus asesores aventuraron en los corrillos formados tras su declaración, muy breve y en presencia de sus colegas, que el borrador será presentado para su negociación en el Consejo de Seguridad dentro de unas semanas.
Los asesores de Steinmeier tampoco desvelaron los elementos que incluirá el borrador pero indicaron que una nueva resolución implica un reforzamiento de las sanciones en vigor, es decir nuevas sanciones, probablemente en los sectores que más afectan al régimen de Teherán, como las actividades bancarias y financieras.
Steinmeier calificó el nuevo borrador como la respuesta “unánime” de la comunidad internacional a un gobierno, que “sigue desoyendo las exigencias de la comunidad internacional y las llamadas a la cooperación del Organismo Internacional de Energía Atómica”.
Añadió que el rechazo persistente de Irán a las resoluciones del Consejo de Seguridad se suma al peligro que supondría para el mundo y para Oriente Medio, en particular, el desarrollo de un programa nuclear por parte de Irán.
“Tenemos que asegurarnos de que esos peligros no se harán realidad”, dijo el ministro, flanqueado por sus colegas del 5+1, salvo el francés Bernard Kouchner, quien por razones de agenda no se quedó en Berlín para la cena de trabajo que siguió a la reunión.
Steinmeier reiteró la doble estrategia seguida por la comunidad internacional con Irán, que por una lado busca respuestas a las incógnitas que suscita el programa de enriquecimiento de uranio iraní y por otro le tiende la mano a Teherán.
“Reafirmamos esa doble aproximación a Irán. Nadie busca ni quiere la confrontación e Irán debería hacer lo mismo: cooperar e intentar recuperar la confianza perdida estos últimos años”, agregó.
El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y de Seguridad, Javier Solana, se sumó al encuentro ministerial de Berlín y hoy, miércoles, regresará a Bruselas, donde ayer llegó el negociador iraní para el tema nuclear, Said Yalili.
Según portavoces de Solana, en principio no está previsto un encuentro con Yalili.
La reunión de Berlín fue convocada por Steinmeier aprovechando que su colega estadounidense, Condoleezza Rice, viaja a Europa para participar en el Foro Económico de Davos (Suiza).
Además de este acuerdo sobre una tercera resolución sobre el caso iraní, Steinmeier logró mantener con su colega chino, Yang Jiechi, el encuentro bilateral que necesitaba para sellar el retorno a la normalidad de las relaciones germano-chinas, que se habían enfriado después de que la canciller Angela Merkel recibiera el pasado mes de septiembre al Dalai Lama, líder espiritual tibetano.
Ver comentarios