Logo La República

Lunes, 21 de septiembre de 2020



NOTA DE TANO


Por ética, archivé los pronósticos

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 14 agosto, 2020

Javon East, nuevo jugador de San Carlos

A pocas horas de que se inicie el Torneo Apertura, algunos lectores de esta columna me piden los tradicionales pronósticos que lanzamos con las eventuales posiciones que ocuparían los doce equipos, usualmente con resultados negativos.

Soy un pésimo vaticinador, pero no es por esto que los omitimos en esta oportunidad.

Con el paso del tiempo, me doy cuenta de lo injusto que es vaticinar sin conocimiento de causa y tuve una amarga lección del campeonato anterior, que me hizo reaccionar y tomar la nueva decisión.

Lea más: San Carlos destina dinero para apoyar a familias de la Zona Norte

Sin conocer absolutamente nada del equipo de Jicaral, sin haberlo visto jugar medio minuto, sin presenciar los juegos en que logró el ascenso a la primera división, sin visitar sus campamentos de práctica, lo condené al descenso en mis pronósticos y claro que los lepanteños me taparon la boca con su enorme desempeño que los tuvo al borde de la clasificación.

He aprendido la lección.

No se puede actuar tan irresponsablemente y considero - y esto va en general para toda la prensa deportiva nacional- , que los colegas no deberían lanzar pronósticos, sin haber hecho o realizado antes un recorrido serio y profesional por los campos de entrenamiento de los doce equipos en brega, con entrevistas al cuerpo técnico, dirigentes y jugadores, para contar con un panorama más amplio, claro y justo antes de lanzar el vaticinio.

Lea más: A Johnny Chaves le entregan nómina de respeto

Ahora, si me dejara llevar por la vieja, injusta, poco profesional y desventurada táctica, sin salir de la Meseta Central y únicamente leyendo los apuntes de mis colegas, pareciera que un equipo que está en apuros para alzar vuelo en la nueva temporada es el Santos de Guápiles, desangrado y sin dinero para amarrar fichajes.

El presidente del club, Dr. Rafael Arias, hizo públicas las penurias económicas del equipo y resaltó, que sin las recaudaciones que se logran en el coliseo guapileño cuando llegan Saprissa y Alajuelense, de 16 a 20 millones de colones por juego, será muy complicado sostener el equilibrio financiero de la planilla.

El traspaso de Javon East a San Carlos, oxigenó la tesorería momentáneamente, pero los guapileños están en puertas de una campaña bien complicada, en la que Luis Antonio Marín tendrá que echar mano a los jóvenes de la nómina para sobrevivir. Sin duda, un interesante desafío para el técnico que hizo campeón a San Carlos, apenas hace dos temporadas.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.