Poniendo al día nuestra legislación laboral
Enviar

Días atrás pudimos discutir con especialistas en materia laboral de 10 países, sus impresiones, experiencias y recomendaciones, frente a la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Laboral en Costa Rica. Uno de los aspectos que llamó más la atención es que los cambios aplicados a nuestra legislación laboral no son novedosos en Latinoamérica, es decir, hace ya por lo menos 5 años que países como México o Colombia aprobaron reformas similares, sin que por ello su competitividad o estabilidad económica se haya visto afectada.

Otro punto importante fue que, aunque Costa Rica cuenta con legislación laboral contra la discriminación en el empleo desde hace décadas, dicha protección padecía de una serie de debilidades que hacían poco prácticopara los afectadosproceder con el reclamo respectivo. Por lo que, sin duda, la legislación incluida en la Reforma Procesal Laboral viene a solventar esas debilidades; y auguramos que este elemento pase a ser uno de los temas que cobre mayor preponderancia en los próximos años en nuestro país.

La nueva legislación crea 14 causales de discriminación y deja abierta la posibilidad de incluir nuevas relacionadas con lo que son situaciones no poco comunes en nuestro país como por ejemplo discriminación por orientación sexual, origen social o situación económica, donde estas pasan a ser categorías protegidas, lo cual obliga a los centros de trabajo a adaptar sus condiciones, cultura y ambiente laboral, para evitar incurrir en prácticas discriminatorias.

Otro de los elementos novedosos es la responsabilidad solidaria respecto a las multas por incurrir en infracciones a las normas de trabajo, lo cual tradicionalmente era responsabilidad del empleador. La Reforma involucra al representante patronal, llámese gerente o jefe de recursos humanos, jefatura directa o encargado, quien a sabiendas que la empresa incumplía con la legislación laboral, no hizo nada para evitar que esto siguiera ocurriendo. En este caso, las multas de hasta casi US $ 18 000 podrían ser cobradas tanto a la empresa como a estos funcionarios, en una especie de responsabilidad compartida.

Si bien con la Reforma se trae la oralidad al proceso laboral y con ello se espera tener demandas cuya tramitación tome no más de año y medio, se reconoce la defensa pública gratuita a muchos trabajadores y se actualiza la normativa referente al ejercicio del derecho laboral colectivo, con lo cual se responde al clamor de los trabajadores que por años han requerido estos cambios.

Además,existen una serie de temas que con el fin de balancear la normativa y promover la competitividad de nuestro país, así como la inversión extranjera deberían ser abordados pronto, dentro de las cuales podemos mencionar:  las jornadas de trabajo en Costa Rica son las mismas desde 1943, nuestro Código nunca previó la posibilidad, que hoy es una realidad, de empresas trabajando 24/7, todos los días del año,  nuestro sistema de seguridad social, el más caro de la región, no diferencia entre grandes empresas y Pymes, por lo que la misma carga aplica a una empresa de 7000 trabajadores como a una de 5 colaboradores, la falta regulación sobre Licencias por paternidad, la posibilidad de que el empleador brinde beneficios como alimentación y transporte sin que se considere salario; así como, la educación dual que vendría a poner en manos de nuestros estudiantes la posibilidad de obtener conocimientos en empresas de primer nivel, ganando con ello experiencia que mejoraría su empleabilidad.

Costa Rica es un proyecto en construcción. Es necesario un continuo monitoreo de nuestra legislación laboral, con el fin de adaptarla a las necesidades tanto de las empresas como de los trabajadores. Las oportunidades no pueden esperar otros 18 años para actualizarla.


Alejandro Trejos
Socio
BDS Asesores
[email protected]
www.bedeese.com
2545-3600
 

Ver comentarios