Enviar

Podemos crear y consolidar un original modelo sostenible que se difunda por el mundo, al igual que lo hace hoy nuestra imagen de país y gente “verde”

Podemos crear el nuevo desarrollo

La imagen de Costa Rica como país y gente que cuida el ambiente resalta continuamente, por diversos estudios pero, en gran medida, porque los turistas que nos visitan se llevan esa impresión y la difunden por el mundo.
No obstante, en algunos casos hay datos que confirman esa situación y vuelven a ponernos en primer plano en ese sentido. Ese es el caso del estudio de Viajero Verde, de CMI Green, consultora estadounidense especializada en temas de ambiente y sostenibilidad, como nos lo informó este medio ayer.
Realmente tenemos, como país, una gran oportunidad hoy de implementar un nuevo modelo de desarrollo que pruebe que es posible continuar esa ruta sin agotar los recursos naturales y sin alterar el equilibrio del planeta. Es decir, un desarrollo que no se convierta en amenaza de autodestrucción de la especie humana y de la vida sobre la Tierra.
Si somos capaces de poner en marcha planes y proyectos de desarrollo sostenible innovadores, que por otra parte son coherentes con el sentimiento de la mayoría de los costarricenses en este sentido, el resto del mundo estaría probablemente dispuesto al menos a observarlo con detenimiento y valorar sus resultados.
El que seamos un país pequeño y de escasos recursos económicos no quiere decir que no podríamos lograrlo si nos lo proponemos. El mejor de los retos para la nueva administración.
Sin embargo, concretar este esfuerzo y llevarlo a felices resultados pasa por emprender con mucha energía y decisión las tareas para solucionar graves fallas en materia ambiental que arrastramos año a año desde hace décadas por falta de acciones oportunas; entre ellas, aguas negras y tratamiento de la basura. Cultura para no contaminar.
Unido a retos tan importantes como devolver la seguridad a Costa Rica, dar un fuerte impulso a la educación y la salud, construir la infraestructura que nos hace falta o aprovechar el posicionamiento del país dentro del ecoturismo, entre otros, debe ir, como eje transversal, el nuevo modo de hacer las cosas que consolide un original modelo sostenible que se difunda por el mundo, al igual que lo hace hoy nuestra imagen de “verdes”.

Ver comentarios