Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



MAGAZINE


Plantas comestibles de Centroamérica

Redacción La República [email protected] | Viernes 10 septiembre, 2010



Plantas comestibles de Centroamérica
Este libro es una recopilación maestra indispensable ya para el mundo gastronómico regional

Uno de los factores de éxito para dirigirnos acertadamente a integrar la gastronomía de Costa Rica (y de cualquier país), es primero conocer cuál es nuestra herencia en especies de plantas comestibles, una tarea ineludible y difícil de hacer.
Pues Costa Rica y su sector gastronómico ya han recibido ese maravilloso regalo de manos nada menos que de una de las instituciones más queridas por los costarricenses y respetada en los círculos del mundo de la conservación y sostenibilidad internacional: El INBio.
Un libro me llegó de las manos de Randall García, director de Conservación, y uno de sus creadores (en conjunto con todo un grupo de expertos), la semana antepasada.
“Plantas comestibles de Centroamérica” es una recopilación maestra que se convierte en una guía inigualable para universidades, centros de enseñanza de artes culinarias y desde luego lectores interesados. Al indagar sobre el pasado de nuestras familias hay “chotas” que creen que uno anda buscando algún rango de nobleza perdida en el tiempo. Se equivocan, aquel que pueda hacerlo debe entregarse a la tarea, pues uno debería saber y conocer qué valores, qué prácticas asertivas le son heredadas, qué es lo que uno debería modificar para mejorar y entonces definir con claridad cuál es el paquete que debe heredar a sus hijos. ¡El mismo principio aplica en la búsqueda de identidad de gastronomía de un país!
¡Y hay tanto aquí! Y no se confunda esto con actos xenofóbicos gastronómicos. ¡Para nada! Es que tiene todo el sentido no solo para ofrecer algo auténtico, al utilizar plantas locales estamos fortaleciendo nuestra biodiversidad, ahorrando en gastos, generando trabajo al abrir nuevos puestos y ayudando a la conservación del medioambiente pues hasta menos agroquímicos se utilizan al ser plantas que saben convivir con las especies de insectos y animales.
¡Felicidades al INBio! ¡Lo hizo otra vez!

Alfredo Echeverría
[email protected]