Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



GLOBAL


Piñera y Bachelet piden a Clinton apoyo financiero para reconstruir Chile

| Miércoles 03 marzo, 2010



Piñera y Bachelet piden a Clinton apoyo financiero para reconstruir Chile
Clinton afirmó que Estados Unidos está dispuesto a responder a los pedidos del Gobierno de Chile con provisiones específicas de reconstrucción

Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, actual presidenta de Chile y mandatario electo respectivamente, le pidieron ayer a Hillary Clinton, secretaria de Estado estadounidense, el apoyo financiero de EE.UU. para reconstruir el país tras el devastador terremoto del pasado sábado.
En su primera visita oficial a Chile como jefa de la diplomacia de EE.UU., Clinton comprometió toda la ayuda necesaria para que Chile supere la tragedia ocasionada por un sismo de 8,8 grados en la escala de Richter que hasta ahora ha cobrado la vida de 795 personas y destruido medio millón de viviendas.
“Estamos dispuestos a ayudar sea como sea. Así se lo he comunicado al Gobierno, a través de la presidenta (Michelle Bachelet) y también se lo voy a decir al presidente electo (Sebastián Piñera)”, señaló Clinton tras reunirse con la mandataria chilena en una base aérea en Santiago.
Por su parte, Bachelet reconoció que costará mucho tiempo y dinero reconstruir el país, por lo que Chile, que en este momento es un contribuyente de préstamos para el desarrollo, ahora tendrá que solicitar ayuda financiera de organismos internacionales.
“Uno de los temas que estuve hablando con la secretaria de Estado es la posibilidad de contar con financiación en buenas condiciones para el proceso de reconstrucción, que va a costar mucho tiempo y dinero”, explicó Bachelet.
“Estados Unidos está dispuesto a responder a los pedidos del Gobierno de Chile no solo con su solidaridad, sino con las provisiones específicas que necesiten para su trabajo de reconstrucción”, respondió Clinton.
“Les puedo asegurar que me ha quedado muy claro que Chile está muy bien preparado y equipado para responder a una situación tan grave como ésta”, dijo Clinton antes de seguir su gira latinoamericana con rumbo a Brasil.
“Tanto la presidenta Bachelet como el presidente electo Piñera han trabajado juntos para lograr la recuperación y los esfuerzos de asistencia lo más rápidamente posible”, destacó la secretaria de Estado, quien aclaró que la ayuda de Estados Unidos no contempla en ningún momento el envío de tropas de ese país a territorio chileno.
Clinton elogió que los equipos de rescate chilenos fueran los primeros en llegar a Puerto Príncipe tras el terremoto que sacudió a Haití en enero pasado y aseguró: “nosotros haremos lo mismo por ustedes, y cuando se vayan los últimos (equipos de rescate), nosotros seguiremos aquí, como amigos de Chile”.
Por su parte, Bachelet agradeció a la secretaria de Estado y al presidente Barack Obama “el apoyo, la amistad y la cooperación” de Estados Unidos. “El pueblo chileno les estará eternamente agradecido”, aseguró.
“Vengo con la simpatía y el apoyo del presidente Obama y del pueblo de los Estados Unidos”, sostuvo Clinton, quien destacó el “liderazgo” de Bachelet en el manejo de la crisis causada por el “devastador” terremoto. “Sin duda debemos rendir un homenaje a la fuerza del pueblo chileno, que ha demostrado tener enorme coraje en esta situación”, enfatizó Clinton.
La jefa de la diplomacia estadounidense dijo que hace mucho tiempo que planeaba esta primera visita oficial a Chile. “Era un viaje que teníamos programado y ansiaba disfrutar de esta visita con la presidenta Bachelet, a quien admiro tanto y considero mi amiga”, pero después de lo sucedido “cuando hablé con ella le dije: 'no vamos a ir si le causamos alguna interferencia en su trabajo', pero cambiamos nuestro plan de viaje”, sostuvo.
Hillary Clinton trajo consigo en el avión oficial 25 de los 60 teléfonos satelitales solicitados por Chile, y en breve llegarán ocho plantas purificadoras de agua, un hospital de campaña, helicópteros, cocinas, equipos de diálisis, generadores eléctricos, medicinas y puentes portátiles.
En la comparecencia conjunta ante la prensa en la base aérea donde aterrizó el avión de Clinton, Bachelet desestimó la cifra de $30 mil millones como balance de los daños materiales por el terremoto y dijo que aún es prematuro efectuar un cálculo de las pérdidas.
“No tengo la cifra exacta de cuánto va a costar la reconstrucción. Lo único que puedo decir es que será mucho (...), ahora estamos ocupados en solucionar los problemas de corto plazo”, aclaró Bachelet, quien cifró en dos millones de personas el número de damnificados y en 500 mil las viviendas destruidas.
Santiago de Chile
EFE

PIE DE FOTO:
Clinton trajo consigo en el avión oficial 25 de los 60 teléfonos satelitales solicitados por Chile, y en breve llegarán ocho plantas purificadoras de agua, un hospital de campaña, helicópteros, cocinas, equipos de diálisis, generadores eléctricos, medicinas y puentes portátiles. AFP/La República.

** Japón ofreció vender uranio enriquecido a Irán

Japón ha ofrecido a Irán venderle uranio enriquecido al 20%, reveló ayer la diputada iraní Zohre Elahiani, miembro del Comité de Seguridad Nacional y Relaciones Exteriores de la Cámara.
En declaraciones divulgadas ayer por la agencia de noticias laboral Ilna, Elahiani explicó que la oferta fue realizada durante la reciente visita a Tokio del presidente del Parlamento, Alí Lariyaní, en la que ella misma participó.
“Como país mediador en el programa nuclear iraní, Japón se ha ofrecido para vender uranio enriquecido a Irán, una propuesta que fue discutida durante el viaje de Lariyaní”, señaló.
Durante la citada visita, realizada la semana pasada, los dos países también discutieron la construcción de nuevas plantas nucleares en Irán y la delegación iraní extendió una invitación para que diputados y expertos visiten “el programa nuclear pacífico”, agregó.
Las grandes potencias occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, acusan a Irán de ocultar, bajo su programa civil, otro de naturaleza clandestina y aplicaciones bélicas cuyo objetivo sería la adquisición de armamento nuclear, alegación que Teherán rechaza.
El conflicto se ha agravado en las últimas semanas después de que el régimen iraní desestimara un acuerdo para intercambiar uranio al 3,5% otro enriquecido al 20%, en las condiciones que dice necesitarlo para el citado reactor de Teherán.
En abierto desafío a la comunidad internacional, Mahmud Ahmadineyad, presidente iraní, ordenó el mes pasado iniciar la producción de uranio enriquecido al 20% en la central de Natanz.
La decisión ha impulsado a Washington, apoyado por Londres, París y Berlín entre otras capitales, a retomar con más determinación la opción de imponer nuevas sanciones al régimen iraní.
El lunes, durante la apertura de la reunión de la Junta de Gobernadores, el director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, subrayó que no se puede garantizar que el programa nuclear iraní sea totalmente pacífico porque Teherán “no ha cooperado lo suficiente”.
En una carta al citado organismo, el régimen iraní explicó que no confía en el intercambio porque en tres ocasiones anteriores las potencias “no cumplieron con sus compromisos”.

Teherán
EFE