Philips sale de compras
Enviar
Philips sale de compras

Amsterdam -- Gerard Kleisterlee, máximo responsable ejecutivo de Royal Philips Electronics NV, se abstuvo de actuar cuando General Electric Co. y Siemens AG emprendieron una campaña de compras de compañías médicas que duró cuatro años y costó $26 mil millones. Los inversionistas se beneficiarán de su cautela.
Philips no tiene una deuda neta y tendrá 20 mil millones de euros ($28.200 millones) disponibles para adquisiciones, recompras y dividendos en los próximos tres años, provenientes de sus tres principales negocios de artefactos médicos, iluminación y artículos electrónicos y electrodomésticos, tomando préstamos y por la venta de los activos restantes de semiconductores.
GE, Siemens y firmas de capital riesgo han lentificado sus compras, dándole a Kleisterlee, de 61 años, una oportunidad para perseguir compañías cuyos precios han caído. Los objetivos posibles incluyen los fabricantes de equipos médicos Varian Medical Systems Inc. y Elekta AB, cuyas acciones han descendido al menos 10% este año, dijo el analista Janardan Menon de Dresdner Kleinwort en Londres.
“Philips ha hecho bien en esperar”, dijo Menon, quien recomienda a los inversionistas la compra de Philips, de Ámsterdam. “Fueron afortunados de vender semiconductores en el momento correcto e hicieron bien en esperar en materia de adquisiciones”.
Las adquisiciones y recompras de acciones pueden hacer que las acciones suban 27% a 40 euros el próximo año, dijo Marcel Achterberg, analista de ING Wholesale Banking en Ámsterdam.
Philips, que ha subido 10% este año, descendió 0,8% a 31,19 euros a las 14:16 de ayer en Ámsterdam. De 38 analistas que califican la acción, 29 recomiendan la compra, tres venderla y seis dicen “retener”.
Kleisterlee ha reformado Philips desde 2001 para concentrarse en sectores con altos márgenes de ganancias y beneficios estables. Ha reducido el número de unidades operativas a tres desde seis, abandonando los negocios de telefonía móvil y pantallas de televisor en el proceso, y achicó la mano de obra en un tercio a 126 mil.
En la mayor transformación hasta el momento, Kleisterlee vendió una cuota mayoritaria en la filial de semiconductores de Philips a un grupo de firmas de adquisición por 6.400 millones de euros en septiembre del 2006. Gastó más de 4 mil millones de euros en adquisiciones y recompras de acciones en los siguientes 12 meses. El 10 de septiembre, dijo que aumentará el ritmo de adquisiciones y devolverá más efectivo a los accionistas.
“Kleisterlee ha destruido la mayor parte de sus muebles y ahora quiere decorar la misma casa de manera completamente diferente”, dijo Wing-Yen Choi, analista de Theodoor Gilissen en Ámsterdam, quien recomienda la “compra” de las acciones de Philips y estima que llegarán a 44 euros en 12 meses.
Philips, Siemens y GE, de Fairfield, estado de Connecticut, han aumentado su foco en equipos médicos, alentados por la demanda en poblaciones que envejecen de diagnóstico y tratamiento de enfermedades como ataque cardiaco y cáncer.
Desde el 2001, Jeffrey Immelt de GE ha acordado adquisiciones por más $75 mil millones, entre ellas la compra en $10 mil millones de Amersham Plc en el 2004, y más de $40 mil millones en ventas.
GE Healthcare, el mayor fabricante mundial de equipos médicos, proveyó alrededor de 10% de las ventas de $163.400 millones de la compañía matriz el año pasado.
Siemens, de Munich, compró la división de diagnóstico de Bayer AG en 4.200 millones de euros en enero y seis meses después anunció la adquisición en $7 mil millones de Dade Behring Holdings Inc.
En enero, Kleisterlee dijo que no sentía presión corresponder las adquisiciones de Immelt. La división médica de Philips, el mayor fabricante mundial de sistemas de monitorización de pacientes, tuvo ventas de 6.740 millones de euros el año pasado.

Ver comentarios