Enviar
Petroperú da sus primeros pasos


Lima
EFE

La empresa estatal Petroperú ha dado los primeros pasos para convertirse nuevamente en explotadora de petróleo, con la meta de producir la mitad de los 90 mil barriles diarios que demandará el mercado interno en unos siete años.
El presidente de la estatal, César Gutiérrez, declaró en una entrevista con Efe que “el consumo de diesel en el Perú va a seguir aumentando a un ritmo de 3,5% anual” y, en siete años, la demanda será de 90 mil barriles diarios, frente a los 60 mil barriles de la actualidad.
“Si queremos mantener nuestra participación en el mercado, deberíamos producir 45 mil barriles porque hoy somos el 50% del mercado”, explicó.
Sin embargo, Petroperú compra todo el crudo de que dispone para refinar a empresas privadas que lo explotan en lotes del país (24 mil barriles) o lo importa (6 mil barriles).
Los restantes 30 mil barriles con los que se cubre la demanda actual en Perú son provistos por la española Repsol, que también tiene un porcentaje de crudo importado.
“Todo lo compramos a precio internacional y entonces, a qué aspiramos, a explotar los (lotes) nuestros”, indicó el funcionario.
Para casi duplicar la actual pr
oducción nacional, de 24 mil a 45 mil barriles, se necesita la modernización de la estatal refinería de Talara, con un costo de $1 mil millones, y la explotación de los 12 lotes en los que la petrolera peruana ha ingresado a explorar hidrocarburos.
“Estamos en seis lotes pre-exploratorios con Petrobras (Brasil) y Ecopetrol (Colombia), y ahora hemos ganado cuatro lotes 'off shore' y otros dos lotes en tierra”, detalló el experto.
Petroperú dejó de explorar y explotar petróleo oficialmente en 1996, cuando se privatizaron los últimos lotes en los que tenía participación durante el Gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000).
Sin embargo, la inversión en exploración ya era casi nula desde 1990 y la legislación de entonces bloqueó la posibilidad de que la petrolera estatal dispusiera de sus recursos para regresar a esa labor, recordó Gutiérrez.
En 2006, cuando el presidente Alan García llegó al Gobierno por segunda vez, encontró un marco legal que le permitió convertir a Petroperú en una empresa “integrada”, energéticamente hablando.
Gutiérrez le planteó a García buscar socios privados que asuman el íntegro del capital de riesgo para regresar a la exploración de petróleo y gas, a cambio de tener una participación minoritaria para Petroperú.
Bajo ese esquema, Petroperú se alió con Petrobras y Ecopetrol en 2006 para explorar en seis lotes, que deben arrojar luces sobre su potencial a fines de este año, y este mes logró nuevas alianzas con las empresas Discove
ry de Noruega, Reliance de la India, CNPC de China y Pluspetrol de Argentina.
Con Discovery la estatal buscará petróleo en la costa del océano Pacífico, frente a Lima y a Ica, y también en la región selvática de Madre de Dios.
En tanto, su alianza con Reliance, China National Petroleum Corporation (CNPC) y Pluspetrol buscará, sobre todo, gas en la región andina de Puno, cerca a la frontera con Bolivia.
La participación de Petroperú será de entre 15 y 25% en sus alianzas con estas empresas y sólo ingresará en los beneficios si se confirma el hallazgo de hidrocarburos.
La etapa de exploración demora un aproximado de seis años, indicó Gutiérrez, mientras que la explotación requiere de al menos $15 millones para perforar un pozo.
A raíz de los críticas recibidas esta semana por las nuevas alianzas firmadas, Gutiérrez comentó que “a mucha gente no le gusta” que Petroperú esté “nuevamente en el campo” y por eso se cuidaron del nivel de exigencia en la calificación de sus aliados.
Destacó, por ejemplo, que Discovery trabaja en el mar de Barens y en el de Noruega, junto a operadoras rusas, y que cuenta con un patrimonio en activos de $650 millones.
“Nosotros somos más grandes desde el punto de vista de la facturación, que es de $2,8 millones al año (...) pero ellas tienen experiencia y tecnología, entonces ha sido una suma de conveniencias mutuas”, puntualizó el también catedrático.
Ver comentarios