Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Petróleo ruso busca EE.UU. ante abundancia asiática

Bloomberg | Lunes 06 octubre, 2014

El petróleo liviano Sokol llega a la costa de California por primera vez en seis años, mientras que EE.UU. amenaza a Rusia con más sanciones económicas por el conflicto en Ucrania. Bloomberg/La República


Petróleo ruso busca EE.UU. ante abundancia asiática

Uno de los petróleos más preciados de Rusia, que se enfrenta a una creciente competencia en Asia, viaja a un destino algo insólito: la costa oeste de los Estados Unidos.
Mientras que EE.UU. amenaza al presidente Vladimir Putin con nuevas sanciones económicas por el conflicto de Ucrania, el petróleo liviano Sokol del Lejano Oriente ruso llega a California por primera vez en seis años. Los buques tanque transportan el crudo a los estados del oeste desde Corea desde mayo en tanto Asia elige lo mejor de un conjunto cada vez más numeroso de fuentes, que incluyen el oeste de África y América Latina, muestran los datos de transporte marítimo que reunió Bloomberg.
La aparición del Sokol pone de relieve el exceso de oferta de crudo liviano que hay en los mercados, en tanto el país norteamericano, produce volúmenes récord de las formaciones de esquisto y reduce las importaciones. El excedente es tan grande que la desaceleración de la demanda en China y otros países asiáticos hace que no se lo pueda absorber, según Barclays Plc.
“Ante la debilidad económica china, puede que estén rechazando cargas”, dijo Michael Lynch, presidente de Strategic Energy Economic Research de Winchester, Massachusetts. “Eso deja huérfanas a algunas cargas y al parecer algunas de ellas han rumbeado para la costa oeste de los EE.UU.”, agregó.
Si bien las empresas estadounidenses tienen prohibido colaborar con la explotación de los yacimientos petrolíferos de Rusia, hasta ahora, las sanciones no afectan las exportaciones de petróleo del país, lo que deja una puerta abierta para los estados del oeste.
La región es la que menos se ha beneficiado con el auge del esquisto en EE.UU. porque carece de oleoductos conectados a las regiones productoras de petróleo como Dakota del Norte. Las importaciones a la Costa del Golfo estadounidense cayeron 1,53 millones de barriles diarios en los últimos cinco años. Las que llegan al oeste, aumentaron 75 mil barriles diarios, muestran los datos del gobierno.
Estados Unidos había dejado de importar petróleo ruso antes de la remesa de mayo. La totalidad del Sokol, que, según la Administración de Información de Energía de los EE.UU., es muy apreciado por las refinerías asiáticas por su alto rendimiento de combustible para aviones y kerosene, fue entregada a las refinerías de Tesoro Corp., muestran los datos de la Aduana de los EE.UU.
Si bien el crudo habitualmente se enviaba a Hawái y Alaska por su proximidad a Asia, ahora llega a Long Beach, California, y a Anacortes, Washington.
“Básicamente, se trata de petróleo liviano y dulce que va de Dakota del Norte a California después de muchos rodeos”, dijo David Hackett, presidente de la consultora de mercados energéticos Stillwater Associates de Irvine, California.
El Sokol llega pese a que EE.UU. está evaluando aplicar más sanciones a Rusia por su intervención en la violencia separatista en Ucrania. Las compañías de la Unión Europea y los EE.UU. tienen prohibido colaborar con la perforación rusa en aguas profundas, el Ártico y los yacimientos de esquisto, y el Tesoro de los EE.UU. restringió el financiamiento a algunas empresas rusas.

Bloomberg