Enviar
Martes 8 Diciembre, 2009

Perdigones electorales

Una verdadera andanada de mandobles está lanzando el equipo publicitario de Laura Chinchilla en contra de Otto Guevara, elevándolo a la categoría de primer rival.
Los mensajes se suceden de manera ininterrumpida buscando desgastar al oponente, mientras que Guevara responde en los mismos términos, atacando simultáneamente a la candidata y al PLN.
Por el momento, el rostro y el mensaje de la señora Chinchilla abandonaron la pantalla pequeña, para darles paso a los perdigones contra Guevara. Justo en el momento cuando “Avancemos” empezaba a tomar contenido con un proyecto denominado, “red nacional de cuido”, que nos recordó el programa de Hogares Comunitarios impulsado en el cuatrienio 90-94 por la entonces primera dama, Gloria Bejarano.
El brusco giro de la pauta publicitaria de Chinchilla podría ser un signo de temor, ante el ascenso del candidato libertario que reportan las encuestas, buscando confrontarlo en terrenos que los estrategas del PLN consideran más favorables a la candidata, a través de ráfagas de mensajes que no demandan mayor explicación y, fundamentalmente, que no exponen directamente a la candidata. Quien habla es Liberación, no Laura Chinchilla.
En los mismos términos, pero con menor intensidad, la maquinaria publicitaria verdiblanca dirige sus dardos hacia Ottón Solís, quien reacciona invitando a la señora Chinchilla a debatir, punto flaco de la candidata, quien prefiere hablar a solas, no en eventos confrontativos.
La campaña avanza en el tiempo, muy poco en el contenido. El tema de la seguridad se convirtió y se mantiene como tema prioritario de todos los candidatos, ya para afianzarse rememorando logros pasados, ya para atacar a la candidata oficial, pero hasta ahí.
En los próximos días tendremos nuevas encuestas que reflejarán el sentir ciudadano hacia los candidatos. Es de suponer que la presencia publicitaria de la mayoría de ellos se refleje en la opinión electoral de la gente. Será también un momento propicio para ver si la señora Chinchilla mantiene su meteórico ascenso o, como algunos piensan, “tocó techo”.
En lo fundamental, continúa sintiéndose la ausencia de temas trascendentes, estratégicos para el desarrollo nacional y el bienestar popular y, con ellos, los correspondientes debates para tener elementos de juicio válidos como pilares para una definición electoral, más allá de los efímeros perdigones electorales.

Franklin Carvajal B.