Enviar
Pensiones
Pensiones voluntario y ahorro para la jubilación


En nuestros comentarios sobre la importancia del ahorro para el momento de la jubilación, hemos estado insistiendo en aspectos como el rendimiento que se puede tener de dicha economía y el porcentaje del ingreso que se debería definir para el retiro. En este punto hemos hecho referencia a los condicionantes que determinan el porcentaje que se dedica al ahorro como: el ingreso y las grandes compras (adquisición de una casa, un vehículo y la educación de los hijos). Por otra parte, también hemos insistido en el efecto positivo de suscribir planes de ahorro voluntario en los fondos de pensiones complementarios que existen en nuestro país.

En esta oportunidad rescataremos un ejemplo que ya hemos citado en otras oportunidades que permite apreciar algunos elementos contenidos en estos razonamientos. Para tal efecto, construiremos una tabla que nos permita visualizar un plan de ahorros para el retiro.


A B C D F
Años jubilación Crecimiento ingresos Tasa ahorro Rentabilidad  
25 7% 15% 6%  
Edad Ingresos Ahorro Suma de ahorro Consumo
30 50,000. 7,500. 7,500. 42,500.
31 53,500. 8,025. 15,975. 45,475.
32 57,245. 8,587. 25,520. 48,658.
35 70,128. 10,519. 61,658. 59,608.
45 137,952. 20,693. 308,859. 117,259.
55 271,372. 40,706. 943,477. 230,666.
65 533,829. 80,074. 2,457,528. 453,755.
Total 7,445,673. 1,116,851. Pensión 192,244.


En este ejemplo definimos en 25 los años (columna A) lo que debe laborar una persona para aspirar a la jubilación. También establecimos un porcentaje de crecimiento para los ingresos (columna B), al igual que para la tasa de ahorro (columna C) y el rendimiento acumulado de esa economía (columna D). En la columna F fijamos el monto para el consumo, como un resultado de la operación de B-C.

Como se puede apreciar, conforme se incrementan los ingresos, la tasa de ahorro aumenta, de tal forma que la rentabilidad acumulada es cada día mayor. A la edad de 65 años tenemos un ahorro de 2,5 millones que permitirán una pensión cercana al monto por usted dedicaba al consumo a la edad de los 51 años. Sin embargo, es muy posible que para ese momento ya haya cancelado la hipoteca y finalizado con la educación de los hijos. En nuestro próximo comentario nos referiremos a otros aspectos de este ejercicio.


Juan Carlos Pérez Herra
[email protected]
Ver comentarios