Para evitar fiasco, Ballmer consulta con su hijo de 14 años
Enviar
Para evitar fiasco, Ballmer consulta con su hijo de 14 años

Seattle -- Steve Ballmer, máximo responsable de Microsoft Corp., dice que la compañía tuvo una impresión errónea por las respuestas iniciales positivas sobre su sistema operativo Vista y que no cometerá el mismo error con Windows 7, sucesor del programa.
Ballmer estableció un proceso para obtener información de los fabricantes de computadoras, y está encuestando personalmente a los clientes --junto con su hijo adolescente-- para asegurarse de que Windows 7 funcione. Los primeros usuarios, entre ellos Continental Airlines Inc., Starwood Hotels & Resorts Worldwide Inc. y la municipalidad de Miami, dicen estar contentos con el software.

“Los respuestas a las pruebas han sido buenas, pero las respuestas a las pruebas de Vista fueron buenas”, dijo Ballmer, de 53 años, en una entrevista la semana pasada. “Soy optimista, pero por la muestra se conoce el paño”.
Ballmer necesita un ganador. Microsoft ha caído 54% en el mercado Nasdaq desde que él asumió como jefe ejecutivo en 2000. Durante la mayor parte del último año, Ballmer dirigió personalmente el negocio de Windows, y está contando con Windows 7 para restablecer la confianza de los inversores después que compañías y consumidores rechazaron Vista. Cerca de 80% de las compañías planean pasarse al software en los próximos dos años, dijo el lunes ISI Group, una firma de intermediación de Nueva York.
“Windows 7 es importante para la forma en que se ve a Microsoft en el mercado, en especial después de cómo fue recibida Vista”, dijo Ken Allen, gerente de cartera en T. Rowe Price Group Inc., el séptimo tenedor institucional de acciones de Microsoft por cantidad. “Será un año importante para la opinión sobre Ballmer como máximo responsable”.
Ballmer dice que su crítico más duro es su hijo de 14 años, quien ha ayudado a encontrar defectos en el programa. El joven cargó una versión temprana de Windows 7 en su notebook escolar hace unos 18 meses, “probablemente mucho antes de cuándo debió hacerlo”, dice su padre.
Con Vista, muchos fabricantes de computadoras y programas informáticos sacaron productos compatibles con bastante rapidez. Para solucionar ese problema, Ballmer hizo que sus ejecutivos reunieran información de los fabricantes de computadoras en una forma sistemática y actuaran en consecuencia. El nuevo enfoque se ha ganado elogios de Hewlett-Packard Co., Dell Inc. y Acer Inc., los tres mayores fabricantes de computadoras personales.
“Windows 7 es la primera cosa correcta que han hecho en los últimos cinco años”, dijo en una entrevista en abril J.T. Wang, presidente de Acer, con sede en Taipei.
Windows todavía domina el mercado, como el sistema operativo de más de 90% de las computadoras personales. No obstante, Macintosh, de Apple Inc., ha ganado cuota de mercado desde el debut de Vista. La participación de Apple en las ventas de computadoras personales en Estados Unidos aumentó 8% en el cuarto trimestre de 2008 desde 5,1% en 2006, según Gartner Inc., con sede en Stamford, estado de Connecticut.
Algunos clientes renunciaron completamente a comprar computadoras personales después de Vista. Y los fabricantes de netbooks --las computadoras portátiles más pequeñas y baratas cuya popularidad se disparó este año-- han optado por usar Windows XP porque es menos costoso y no requiere un equipo potente. 

Ver comentarios