Enviar
Martes 16 Agosto, 2011

Panamá y Costa Rica: Una amistad consolidada

Los vínculos bilaterales entre Costa Rica y Panamá se encuentran hoy en día en una etapa de fluido entendimiento. Esta circunstancia es el producto de la larga trayectoria de cooperación asociada a la estabilidad política y económica en ambos países; estabilidad que se deriva de los buenos niveles de crecimiento, del ascenso en la calidad de vida y del creciente desarrollo humano de que gozan la mayoría de los habitantes de las dos naciones.
El panorama que se expone arriba es producto de la interrelación de los dos pueblos y gobiernos, que de manera resumida se plasma en las actas de las reuniones binacionales y acuerdos firmados. En ellos queda expuesto claramente el espíritu de cooperación que sin palabras rimbombantes, dibuja la pragmática relación y la capacidad de entendimiento que existe entre Panamá y Costa Rica.
Ciertamente son muchos los temas de la agenda binacional; en este sentido, es oportuno hacer referencia al Parque Internacional de la Amistad (PILA), un espacio boscoso protegido por los dos países. La riqueza biológica y la convivencia multiétnica en las cercanías en la región del PILA, son un emblema de integración de ambos pueblos y expresa la vocación por la protección del medio ambiente a través del trabajo conjunto, reservándose territorios vírgenes, para ponerlos al servicio de la humanidad y de nuestras futuras generaciones.
Los temas de las relaciones comunitarias en la frontera que nos une, están fundamentadas en la solidaridad y en el crecimiento comercial, son dos factores que hacen más constructiva la convivencia entre las dos naciones. Es de suponer que son poquísimos los países que manifiesten poseer un convenio sobre cooperación trans-fronteriza como el que rige entre Costa Rica y Panamá.
La existencia de una frontera de paz, está implícito en los ideales de esta sana convivencia, así como en la reflexión de avanzar hacia mayores niveles de integración y cooperación que consoliden más la comunidad de intereses.
Panamá tiene todas las condiciones para transformarse en el Singapur de América Latina. Costa Rica muestra grandes potencialidades en el campo de las exportaciones de bienes con elevados índices de valor agregado. Además, la capacidad en la industria turística de Costa Rica y el potencial real con que cuenta Panamá, hace pensar que es acertado soñar en un excelente negocio mutuo.
El momento es óptimo para avanzar en la ampliación de la cooperación bilateral y hacia el logro de mayores niveles de integración. Existe un factor que es fundamental en este camino y es la complementariedad de las economías. Tenemos un Acuerdo de Asociación reciente y un Tratado de Libre Comercio funcionando de manera sólida y sin duda todo se acrecienta con la existencia de un mercado natural que favorece a ambos pueblos.
El mundo nos empuja hacia la búsqueda de alianzas con otros Estados y si las condiciones están dadas, es recomendable tomarse el rato y meditar sobre las bondades de una amistad sincera y de mutuo provecho como la que une a los pueblos panameño y costarricense.

Johnny Sáurez Sandí