Enviar
Canaleros pretenden negociar alianza con el Viejo Continente como una Centroamérica de 5+1 y no como un solo bloque
Panamá busca acuerdo con la UE sin integrarse al istmo
Costa Rica avala propuesta de los vecinos del sur

Natasha Cambronero
[email protected]

Las intenciones de Panamá de integrarse a las negociaciones en torno al Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE) no se extinguen a pesar de la paralización que han sufrido, sino que más bien suman a un nuevo interesado.
Los canaleros pretenden incorporarse saltándose un requisito que exige el Viejo Continente, estar integrado económicamente al istmo mediante su adhesión a la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).
Mediante una carta enviada a la Comisión Europea y de la cual tuvo conocimiento el SIECA, los panameños solicitaron negociar con una Centroamérica de “5 + 1” en vez de un solo bloque.
La propuesta es que ellos se comprometen a adoptar los cambios necesarios para que el acuerdo funcione, como cumplir con un arancel único, pero sin firmar el tratado general de integración económica con el istmo.
La salvedad que ponen es no hacer variables institucionales en áreas sensitivas para los canaleros como la banca. La misiva es analizada por los europeos y dependerá tanto del aval de la UE como del resto de la región.
De momento, Costa Rica apoya la propuesta de Panamá para que se integre al acuerdo de esta forma, pues viendo la paralización de las negociaciones debido a la situación política de Honduras, no es conveniente que todos los países estén amarrados, aducen las autoridades costarricenses.
“Panamá busca flexibilizar el Mandato de Viena para ingresar al acuerdo sin unirse al SIECA, nosotros no vamos a ser un obstáculo para ellos y les hemos dado nuestro apoyo, pero hay que esperar a ver qué dicen Europa y el resto de Centroamérica”, señalo Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
Sin embargo, la solicitud del Gobierno panameño de no formar parte del Parlamento Centroamericano podría complicar la aceptación para el Acuerdo de Asociación por parte del resto del istmo.
Las negociaciones en relación a este Acuerdo de Asociación se paralizaron el pasado 28 de junio debido al golpe de Estado que sufrió Manuel Zelaya y que colocó en el poder al presidente de facto Roberto Micheletti, el cual no es reconocido por la mayoría de los países del orbe.
Asimismo, los europeos reconocieron que no se sentarán a dialogar hasta que la situación política en la nación catracha vuelva a normalidad.
Ver comentarios