Enviar
Palestinos pedirán membresía a ONU
Irán al Consejo de Seguridad el próximo 22 de setiembre

Los palestinos pedirán oficialmente el próximo 22 de septiembre al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la admisión de Palestina como Estado miembro de pleno derecho con las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días de 1967, anunció ayer el ministro de Exteriores palestino, Riyad Al Maliki.
La decisión pone fin al debate en el seno de la OLP sobre la posibilidad de ir directamente a la Asamblea General para obtener un estatus inferior, el de Estado no miembro, ya que EE.UU. vetará la iniciativa en el Consejo, como reiteró el lunes con firmeza el presidente Barack Obama.
"No se puede ir a la vez al Consejo y a la Asamblea", por lo que "si la petición no pasa en el Consejo veremos qué hacer", declaró en Ramala el dirigente palestino, Mohamed Shtaye, en un encuentro con periodistas en la sede de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).
Tras el previsible "no" de Washington en el Consejo, lo más probable es que los palestinos se dirijan a la Asamblea en busca del estatus de "Estado no miembro", según fuentes conocedoras del proceso.
La petición pasará después por una serie de trámites que pueden llevar cuatro días, como en el reciente caso de Sudán del Sur, o prolongarse durante meses, indicó Shtaye, integrante del equipo negociador palestino.
La estrategia palestina cuenta con el apoyo de más de 140 países, pero con el rechazo de EE.UU. y en principio de algunos países de la UE.
En Israel, el ministro para la Diáspora y de Diplomacia Pública, Yuli Edelstein, declaró a Efe tras conocer la noticia que el objetivo de los palestinos es aislar al Estado israelí y que su Gobierno se prepara para dar una respuesta "acorde al texto de la resolución".
"No creo que ayude a reiniciar el proceso de paz", agregó Edelstein y señaló que "bajo ninguna circunstancia el Consejo de Seguridad va a aceptar esa resolución".
Shtaye aseveró, por último, que la decisión cuenta con el apoyo tácito de la organización terrorista Hamás, que controla Gaza, pese a las declaraciones de rechazo de algunos de sus líderes.
La organización terrorista Hamás se niega a reconocer la existencia del Estado de Israel y,
más bien, procura su destrucción con las armas.
En abril pasado Hamás oficializó un acuerdo de unión nacional con el Fatah para formar parte de la Autoridad Palestina. Por lo tanto, un reconocimiento del “Estado de Palestina” significaría un apoyo implícito a una entidad que ahora tiene un socio de carácter terrorista, en lugar de un “Estado amante de la paz”, como lo requiere el Reglamento de la ONU para la admisión de nuevos miembros.
Hamás es una organización extremista, islamista, terrorista y antisemita. Es el grupo militar que ha perpetrado más ataques terroristas en contra de Israel. Su objetivo principal es el establecimiento de un estado palestino islamista en toda la tierra que hoy ocupan Israel y los territorios en disputa.
Por eso, Hamás no apoya el reconocimiento unilateral propuesto, pues supondría renunciar a una parte de la alegada Palestina islámica.
“La discusión no gira en torno a apoyar o no la creación de un Estado palestino independiente y
democrático, pues una mayoría internacional –incluyendo Costa Rica e Israel acepta que ese es el
camino para lograr una paz justa y duradera entre las partes. Más bien, se debe analizar si una
votación ante la ONU es la vía adecuada para alcanzar ese objetivo”, explicó por su parte Eric Scharf, miembro del Comité Pro-abstención ante la ONU en Costa Rica.

Redacción Internacional
EFE
Ver comentarios