País necesita recuperar la paz
Enviar

Una sociedad con mayor equidad y con sentido solidario es la base para que Costa Rica pueda seguir la ruta del desarrollo sostenible y librarse del flagelo de la inseguridad

País necesita recuperar la paz

Aumentan los actos violentos y, especialmente en las ciudades del país, la vida se ha vuelto cada vez más insegura. San José y Alajuela son las más azotadas por robos, hurtos y asaltos y en ellas habitan no solo las personas que tienen en esos sitios su residencia sino muchas otras que deben estar ahí por razones de trabajo, estudio o simplemente porque es una zona de paso.
Vivir en paz y no tener ese abismo que se torna en nefastas consecuencias cuando separa tanto a los más ricos de los más pobres, fueron parte esencial que caracterizó a Costa Rica dándole el perfil que aman sus habitantes y que la hizo atractiva ante los ojos del mundo.

Comenzó a fluir el turismo a disfrutar de las riquezas y bellezas naturales porque era posible hacerlo en armonía con la gente. Una sociedad pacífica y amable.
Pero este panorama ha cambiado y si no se reacciona a tiempo podríamos perder lo que tanto costó crear y conservar. De hecho, la paz ya se ha perdido y es una de las cosas que más le reclaman los costarricenses al actual gobierno.
Centroamérica se ha convertido en la región más violenta del mundo y eso significa un alto costo económico tanto para los Estados como para el sector privado además de las pérdidas en productividad.
En nuestro país hace cerca de 20 años se dejó de invertir en seguridad y ahora además de hacerlo es necesario profesionalizar a la Fuerza Pública, despolitizar los nombramientos y eliminar la corrupción en su seno, pero además es indispensable equilibrar la distribución de la riqueza y devolver a los estudiantes a las aulas que abandonaron.
La sociedad como un todo debe volver a tener núcleos familiares sólidos, con alimentación salud y estudios garantizados por medio de empleo con salarios adecuados. En esta clase de hogares es mucho más difícil que los tentáculos de la drogadicción puedan penetrar con éxito.
Una sociedad con mayor equidad y con sentido solidario es la base para que Costa Rica pueda seguir la ruta del desarrollo sostenible y librarse del flagelo de la inseguridad que agobia hoy a su gente. Sin paz no habrá buena productividad y sin ella no es posible mejorar la calidad de vida.

Ver comentarios