Enviar
Grupo de Africa, Caribe y Pacífico presiona por modificación al pacto alcanzado por Unión Europea y Latinoamérica
País confía en reducción de aranceles bananeros

• Impuesto de entrada al banano pasaría de 176 euros a 148 a partir del 1° de enero de 2009
• Proceso se completaría en 2016, cuando cada tonelada de esta fruta pague 114 euros para ingresar al mercado del Viejo Continente

Pablo Mora
[email protected]

La presión que podría ejercer el grupo ACP (Africa, Caribe y Pacífico) para echar marcha atrás al acuerdo bilateral entre la Unión Europea (UE) y América Latina, que reducirá el arancel europeo a la importación de banano a partir del otro año, no preocupa a la representación latinoamericana.
Al parecer, la Comisión Europea tomó la decisión en firme y no cedería ante la insistencia del grupo ACP, el cual desde ya intenta obtener “compensaciones” antes de que se ratifique el pacto.
El grupo ACP, que está exento del gravamen que la UE aplica a la entrada de bananos de Latinoamérica (actualmente 176 euros por tonelada), está en contra del compromiso histórico para recortarlo, que lograron los negociadores de Bruselas y de las principales naciones exportadoras latinoamericanas de la fr
uta, el pasado domingo 27 de julio.
El acuerdo supone una reducción del impuesto aduanero, progresivamente, desde 2009 cuando se pagarán 148 euros por tonelada, hasta situarlo en 114 euros en 2016. Este gravamen se aplica a los países con el estatus de las Naciones Más Favorecidas (NMF), la mayoría latinoamericanos.
“Como decimos en Costa Rica, el ACP no tiene vela en este entierro. El acuerdo lo firmamos nosotros con la UE por medio de varios paneles de negociación y acabamos con un régimen condenatorio al banano latinoamericano que se nos impuso durante muchos años”, explicó Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior de Costa Rica.
El acuerdo está “en firme” y “no tiene” por qué ser aceptado por el grupo ACP, así como tampoco depende del resultado de otras negociaciones que se produzcan en Ginebra para hacer avanzar la Ronda de Doha y eliminar los aranceles en el comercio global, especificó el titular de Comercio Exterior.
“Evidentemente es más conveniente situar este acuerdo dentro de la revisión que se hace de Doha, pero si los resultados de esta ronda fueran escasos, nada impedirá que la UE aplique el nuevo sistema de desgravación a partir del 1° de enero de 2009”, especificó Ruiz.
Pese a que existen posturas contrarias en España sobre el nuevo acuerdo tomado por europeos y latinoamericanos, estas no serían más que opiniones individuales que no impactarían la decisión que se tomó el pasado domingo.
“En España la asociación de productores de las Islas Canarias y otros representantes del sector son quienes se han pronunciado en contra del acuerdo. Al final la Comisión Europea (CE), que es una delegación de la UE, es la que negocia. Lo que otros países digan queda al margen”, sentenció Ruiz.
Otros países de América Latina también dan por cerrada la “guerra del banano” con la UE, que data de hace 15 años, pero falta la firma del acuerdo y entre tanto los ACP intentan a la desesperada lograr una contrapartida.
El arreglo entre la UE y los países latinoamericanos está cerrado y “jurídicamente” solo afecta a estas dos partes qu
e han dado su visto bueno, según fuentes de la Organización Mundial del Comercio (OMC).
Pero el grupo ACP manifestó ayer que sigue en desacuerdo y quiere “ayudas por parte de la UE o una solución para sus economías”, declararon fuentes diplomáticas de Camerún.
“Igual que (la UE) ha arreglado sus diferencias con los países de América Latina, que lo haga con nosotros”, según la fuente.
Entre las opciones mencionadas por los ACP, según otra fuente, están aparte de la ayuda un “periodo de gracia” para que la reducción del arancel europeo al banano latinoamericano se retrase dos o tres años y a cambio han sugerido aceptar que se sitúe en 109 euros por tonelada, pero en un plazo más largo.
Los contactos entre la CE y los ACP continuarán y por ese motivo no ha habido todavía un reconocimiento oficial por parte de Bruselas del pacto, con el que los estados de Latinoamérica dan por acabada la disputa del banano.
“No puedo asegurar que la ACP no afectará en nada el acuerdo, pero no tengo dudas sobre la seriedad de los europeos a la hora de negociar. Además si la UE ‘se quitara’, buscaríamos medidas para compensar, pero estamos seguros de que esto no será necesario”, dijo Ruiz.

Consulta: EFE

Ver comentarios