Enviar

Es muy grave el grado de responsabilidad que cabe a quienes no tomen en la actual coyuntura la decisión correcta para enderezar totalmente el funcionamiento de la Caja

Pago a Caja ausente en presupuesto

Mientras la Caja Costarricense de Seguro Social se encuentra en tan grave situación que podría, antes de finalizar este año, verse impedida de cubrir todos sus gastos y pagar puntualmente, el gobierno aparentemente no ha incluido sus obligaciones con esa institución en el Presupuesto Nacional para 2012.
Por otra parte, como se sabe, el pago de la vieja deuda que el gobierno tiene con la Caja y que ha sido una de las razones para que se encuentre en la lamentable situación financiera actual, fue atendida en parte y con bonos que, aparentemente, la propia Caja, por medio de otro de sus regímenes, comprará y no podrán ser convertidos en dinero hasta en un plazo de varios años.
Sin embargo, y ante la aparente preocupación mostrada en la televisión por la presidenta Chinchilla, los costarricenses esperaban que al menos en esta administración se corrigiera el grave incumplimiento de los gobiernos anteriores que desde hace mucho tiempo no incluyen en el presupuesto anual, como deben, los pagos a la Caja, tanto los que le corresponden como patrono, como los que debe cancelarle a la institución por cobertura a los indigentes.
Si ni siquiera se incluye a la Caja en el presupuesto nacional ¿cómo espera el Poder Ejecutivo que la ciudadanía crea en la buena fe de comenzar a cumplir con la institución encargada de la salud de la población y a la cual el gobierno viene sangrando desde hace tantos años?
La Caja sufre graves problemas ocasionados por la mala administración, tanto la actual como otras anteriores, y la situación es tan compleja que, conforme avanzan los días, van apareciendo nuevos motivos para comprender que la institución debe ser intervenida de inmediato.
Por otra parte, la situación de la Caja debe ser estudiada por personas de probada estatura moral y ética así como técnica, de manera que el proceso sea totalmente despolitizado. Esta es la única forma de que se llegue a la raíz de los malos manejos que vienen desangrando y debilitando a la entidad desde hace muchos años.
La Caja es la institución más importante para el normal desenvolvimiento de nuestra sociedad en democracia y es muy alto el grado de responsabilidad que cabe a quienes no tomen en la actual coyuntura la decisión correcta para enderezar totalmente su funcionamiento.






Ver comentarios