Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 20 Febrero, 2013

La discusión del entrabamiento se ha dejado de lado para endosar responsabilidades de liderazgo, ocultar las causas que lo han venido provocando y trasladar, hacia el futuro su posible solución


Pizarrón

Pacto o Referendum

El lunes la Presidenta priorizará las propuestas que impulsará de las Recomendaciones que hizo la llamada Comisión de Notables.
La Comisión analizó aspectos críticos en materia de gobernabilidad institucional, de relaciones interinstitucionales del Estado, del Gobierno y la Sociedad, y sugirió cambios positivos para nuestro sistema jurídico, político y democrático, para optimizar el funcionamiento de las instituciones, incrementar capacidades del Estado para ejecutar sus políticas, mejorar mecanismos de rendición de cuentas, coordinar eficientemente los poderes públicos para brindar sus servicios y mejorar la representación política.
Todos los sectores económicos, políticos y sociales del país están de acuerdo que hay aspectos de ingobernabilidad institucional, que no son de liderazgo o cualidades de quienes deben tomar decisiones, sino trabas reales en la toma de decisiones y de acuerdos nacionales, que provocan situaciones onerosas en su resultado económico para el país, sus diversos sectores productivos, y para la propia marcha de proyectos, planes y programas institucionales.
La discusión del entrabamiento se ha dejado de lado para endosar responsabilidades de liderazgo, y ocultar las causas reales que lo han venido provocando y traslada, constantemente, hacia el futuro su posible solución.
Las Recomendaciones de la Comisión son propuestas que integralmente abordan el problema, que requieren responsabilidad ciudadana y política para su discusión, aprobación, y mejoramiento de las mismas, para su eventual implementación si de verdad se quiere solucionar problemas del engranaje gubernativo institucional del país, para preservar el desarrollo democrático nacional, mejorar la gobernabilidad institucional y crear un mejor clima político para la ciudadanía.
La discusión política partidaria hecha de las Recomendaciones no ha tenido esta claridad.
Los actores que lo han abordado lo han hecho desde la crítica de los mensajeros más que la del mensaje, y cuando del mensaje se trata no han propuesto algo diferente, concreto o mejor en cuanto a la posible solución que las planteadas, y terminan en su rechazo general, que es igual a seguir como estamos y peor, en sentido de futuro inmediato nacional, porque es más fácil, en periodo electoral, entrabar y destruir que construir y avanzar.
La discusión empresarial y de sectores productivos ha sido viva, entusiasta y a favor.
Las Recomendaciones propuestas son para Costa Rica y el pueblo costarricense, no para el actual Gobierno.
¿A quién le interesa mejorar institucionalmente al país? A los ciudadanos, a las fuerzas vivas del país, las políticas, los sectores productivos y los diversamente organizados.
Los partidos políticos nacionales, con aspiración de llegar a gobernar el país, en primer lugar.
Cualquiera de los 18 partidos inscritos, que puede ser Gobierno, se beneficiarían de estas Recomendaciones a partir de mayo de 2014.
Se requieren proyectos de ley y de reformas constitucionales para poderlos implementar en 2014. Urge un pacto nacional en este sentido, incluso blindado legalmente, para que dichas reformas sean para 2014, y que nadie se sienta amenazado de manera inmediata con estos cambios.
Si no hay pacto político, convocar el Referendum es la solución viable. No hay que temer.

Vladimir de la Cruz