Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Otellini persigue viejos enemigos para crecer

| Lunes 30 junio, 2008



Otellini persigue viejos enemigos para crecer


San Francisco- Paul Otellini, máximo responsable ejecutivo de Intel Corp., procura cambiar las reglas mientras compite con Qualcomm Inc. y Texas Instruments Inc. en aparatos portátiles, apostando a que la capacidad informática le permitirá quitarle clientes a la competencia.
Intel está achicando los semiconductores de ordenadores personales para darles a los aparatos de bolsillo el poder de una computadora personal. Un producto nuevo es el primer paso en el más reciente intento de Otellini por entrar en el negocio del cual Intel huyó en 2006, cuando abandonó los planes para fabricar chips de teléfonos móviles después de dedicarles seis años y gastar un monto estimativo de $5 mil millones.
Otellini dice que los consumidores gastarán hasta $10 mil millones para 2011 en aparatos portátiles y que operarán como minicomputadoras. Qualcomm y Texas Instruments, que ya están añadiendo más poder a sus chips telefónicos para que puedan asimilar un mayor tráfico de la Red, pueden resultar tan formidables como la última vez.
“Soy escéptico; ese negocio es duro”, dijo el analista Bill Gorman de PNC Institutional Investments, de Pittsburgh, firma que tiene 10.8 millones de acciones de Intel, según datos compilados por Bloomberg. “Hay una competencia arraigada muy difícil. Qualcomm continúa elevando la calidad de la gama más alta; TI seguirá siendo un actor importante”.
Intel, la compañía con sede en Santa Clara, estado de California, cuyos productos son los cerebros en más de 75% de las computadoras personales del mundo, dice que solo artefactos con semiconductores basados en tales procesadores complejos pueden hacer funcionar de manera apropiada Internet, porque los programas informáticos en la base de la Red fueron escritos para computadoras.
Otellini predice que los fabricantes de computadoras personales comprarán semiconductores de Intel para nuevos orden
adores portátiles, un mercado que Texas Instruments y Qualcomm dicen que sus clientes de aparatos portátiles están explorando.
Una vez que se haya ganado a los compradores de minicomputadoras con el nuevo producto, llamado Atom, Otellini planea cortejar a los fabricantes de teléfonos mientras Intel crea modelos de menor consumo de energía.
Apuntar a los fabricantes de aparatos móviles sería una reversión de hace dos años, cuando vendió la filial que fabricaba los chips telefónicos, al no conseguir pedidos de los mayores fabricantes.
En cambio, el jefe de Intel se concentró en extender la ventaja de Intel en semiconductores de computadoras personales por sobre Advanced Micro Devices Inc.
Aun así, el crecimiento de ventas de Intel se rezagó del de otros productores de chips en los últimos cinco años: su incremento de un promedio de 7,6% fue inferior al ritmo promedio de 18% de las compañías en el Índice Philadelphia Semiconductor.
“Para aumentar las ganancias, Intel tiene que ir en busca de mercados como los teléfonos celulares, o cualquier cosa que se conecta a Internet”, dijo Pat Becker Jr. de Becker Capital Management en Portland, estado de Oregón, que tiene acciones de Intel y gestiona $2.400 millones. “Espero que logren hacer pie”, agregó.
Intel, que ha bajado 19% este año, cayó $1,06 a $21,59 el jueves en el Mercado de Acciones Nasdaq.