Enviar
Candidato Raila Odinga asegura tener pruebas que demuestran fraude electoral
Oposición rechaza victoria de Kibaki

• Mwai Kibaki, reelegido presidente de la República logró victoria en un estrecho margen y en medio de críticas por supuestas irregularidades

Nairobi
EFE


El candidato opositor Raila Odinga se declaró como el nuevo vencedor de las elecciones presidenciales del pasado 27 de diciembre en Kenia, pero no pedirá un recuento de los votos ni acudirá a la justicia porque no confía en la honestidad de la Comisión Electoral.
“Tengo en mi posesión las pruebas que demuestran el fraude cometido por el gobierno a través de la Comisión Electoral”, dijo el candidato del Movimiento Democrático Naranja (ODM) a la prensa, que elevó la dureza de su discurso y llegó a pronunciar la expresión “golpe de Estado” para calificar la acción de Mwai Kibaki, reelegido presidente de la República.
“El mandato de Kibaki terminó ayer”, explicó Odinga. “Hoy el pueblo de Kenia no tiene presidente sino un farsante que ha robado las elecciones que yo he ganado”, aseveró.
El líder del ODM también confirmó la anulación de la gran manifestación en el parque Uhuru, en el centro de Nairobi, con la que sus partidarios pretendían presionar al gobierno de Kibaki.
Odinga se mostró satisfecho por el cambio de opinión de la administración Bush, que después de reconocer la victoria de Kibaki, comunicó que no estaba de acuerdo con los resultados publicados por la Comisión Electoral ayer.
Entrevistado por EFE, Najib Balala, consejero especial de Odinga, fue todavía más duro que su jefe.
“Debemos luchar por la democracia, sean cuales sean las consecuencias. Estamos preparados para sacrificarnos por el bien del país”, comentó.
“Kibaki —añadió— ha vulnerado todas las leyes democráticas de Kenia con la complicidad de la Comisión Electoral”.
Según los datos oficiales, Kibaki obtuvo el 46,38% de los votos, mientras que Odinga logró el 44,03%. Una hora después de anunciarse ese resultado, Kibaki juraba el cargo y comenzaba su segundo mandato.
Las fuertes medidas de seguridad impidieron a los seguidores de Odinga alcanzar el parque donde Odinga había convocado el acto. El líder opositor lo aplazó hasta el próximo jueves y anunció que será una demostración de fuerza pacífica.
El candidato presidencial insistió en sus llamamientos a la calma y atribuyó a la brutalidad del ejército la responsabilidad de los muertos registrados en los últimos días, que según fuentes del ODM superan los 150 y de acuerdo con los datos de una cadena privada de televisión llegan a 124.
Ver comentarios