Oposición arremete contra Morales
Enviar
Oposición arremete contra Morales

Las regiones rebeldes suman el 80% de la economía del país y casi dos tercios del territorio boliviano

La Paz
EFE

Seis de los nueve departamentos de Bolivia secundaron ayer una huelga contra lo que consideran medidas “antidemocráticas” tomadas por el presidente Evo Morales, como la aprobación de su proyecto de Constitución sin la oposición y el recorte de las rentas petroleras que reciben las regiones.
Las regiones rebeldes suman el 80% de la economía del país, casi dos tercios del territorio y el 58% de los casi diez millones de bolivianos.
“Dos tercios del país le dicen 'no' a los atropellos del presidente y a sus medidas antidemocráticas”, afirmó el empresario Branko Marinkovic, líder del comité cívico de la región oriental de Santa Cruz, la más rica del país y feudo opositor a Morales.
Marinkovic calificó de “exitoso” el paro en Santa Cruz y adelantó que en las próximas horas anunciarán nuevas medidas de presión porque, a su juicio, “el gobierno no quiere dialogar ni consensuar con los ciudadanos”.
En la capital cruceña, grupos de radicales de la unión juvenil lanzaron piedras contra los comerciantes que abrieron ayer sus puestos en el mercado, informaron los medios locales.
También se registraron enfrentamientos en la ciudad central de Cochabamba entre los promotores de la huelga, que cortaron varias calles, y vecinos simpatizantes del gobierno de Morales.
Fuentes de la prefectura (gobernación) de Cochabamba comentaron a Efe que en este departamento hubo una “adhesión generalizada” a la huelga.
Asimismo, fuentes del comité cívico de Tarija informaron de que el paro tuvo un seguimiento de un 90% en esta región sureña, en cuya capital homónima las calles estaban vacías, con algunos neumáticos en llamas bloqueando las vías, según mostraron las televisiones locales.
Ana Melena, presidenta de los cívicos de Pando (norte), recalcó que el paro fue “total” en el departamento, por segundo día consecutivo, y detalló que se cancelaron todos los vuelos y se cerraron los pasos fronterizos con Brasil y Perú.
En la región amazónica de Beni, limítrofe con Brasil, la población secundó uno de los paros más contundentes de los últimos tiempos, aseguraron a Efe fuentes de la gobernación.
En la sureña Sucre, capital oficial de Bolivia y del departamento de Chuquisaca, se reportaron bloqueos en varios puntos de la ciudad, que amaneció tranquila, en coincidencia con el retorno de la policía que había abandonado la ciudad el pasado domingo.
Mientras las seis regiones paraban, el presidente Morales promulgó hoy en La Paz la ley para otorgar una renta vitalicia a los mayores de 60 años con parte de las rentas petroleras que actualmente reciben los departamentos.
En su discurso, Morales agradeció a miles de sus partidarios que bloquearan anoche el acceso de los parlamentarios de oposición al Congreso, lo que permitió al oficialismo aprobar de madrugada la norma que instituye ese bono a la vejez y otra que modifica la ley de convocatoria a la Asamblea Constituyente.
Mientras los congresistas opositores denunciaban que no podían acceder al Parlamento, los oficialistas aprobaron la pensión vitalicia de 26 dólares mensuales para los mayores de 60 años.
Además, fue reformada la ley de convocatoria de la Constituyente para que pueda deliberar en cualquier lugar del país y no solo en su sede de Sucre.
El sábado pasado, los constituyentes oficialistas se recluyeron en un colegio militar de Sucre para aprobar en primera instancia el proyecto de Carta Magna de Morales, en medio de disturbios que causaron tres muertos y 300 heridos.
El ex presidente conservador Jorge Quiroga denunció que el actual mandatario se empeña en “establecer un régimen tiránico”.
“Estamos tomando contacto con países amigos para que manden enviados especiales a evaluar la situación”, explicó a Efe por su parte el senador Óscar Ortiz, de la alianza de Quiroga, Poder Democrático y Social (Podemos, derecha).
Agregó que ya se ha mandado una carta a la OEA (Organización de Estados Americanos) para que empiece a aplicar sanciones a Bolivia, de acuerdo con lo establecido en su carta democrática.

Ver comentarios