Enviar
Recorte entrará en vigor en enero
OPEP pacta recorte histórico

Miembros del cartel y con otros productores bajarán la oferta mundial un 3,25%

Orán, Argelia
EFE

La OPEP batió ayer un récord para salvar los deprimidos precios del petróleo con un recorte histórico de su cuota de producción de crudo y el mensaje de que, junto a sendas reducciones de Rusia y Azerbaiyán, la oferta mundial de “oro negro” bajará un 3,25%.
La 151 conferencia ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) concluyó con la decisión del grupo de rebajar su cuota oficial de producción en 2,2 millones de barriles diarios (mbd), hasta los 24,845 mbd, a partir del próximo primero de enero.
Es el mayor recorte sancionado de una vez por la OPEP, ya que pulveriza la anterior marca inédita de marzo de 1999: la reducción de 1,72 mbd pactado después de que el barril de crudo cayera a menos de $10, y que surtió plenamente el efecto deseado pues un año más tarde el precio se disparó a más de $30.
Al igual que entonces, los países miembros que participan en el sistema de cuotas se comprometieron ayer a “asegurar que su producción será reducida en las cantidades individuales pactadas” para cumplir plenamente con la cuota rebajada en un 8.05%.
Para ello, cada país deberá bombear un 14,46% menos que en septiembre pasado, antes de que entrara en vigor la reducción de 0,5 mbd acordada ese mes y la de 1,5 mbd del 24 de octubre, pues los ministros tomaron como base la producción real de septiembre, de 29,04 mbd, para hacer sus cálculos.
La rebaja de ayer superó las espectativas del mercado, que esperaba una reducción de 2 mbd como máximo.
Por otro lado, Moscú envió a esta cita a una delegación de alto nivel, encabezada por Igor Sechin, viceprimer ministro quien anunció aquí que el abaratamiento del crudo ha provocará un descenso de las exportaciones de las petroleras rusas de unos 320 mil bd.
Azerbaiyán, por su parte, prometió que retirará del mercado otros 300 mil bd, con lo cual el mensaje salido de la mediterránea ciudad de Orán es que los suministros mundiales caerán en unos 2,82 mbd, es decir, cerca del 3,25%.
“El impacto de la grave caída de la economía global ha llevado a una destrucción de la demanda (petrolera) con el resultado de una presión a la baja sin precedentes sobre los precios, que cayeron más de 90 dólares por barril desde principios de julio de 2008”, destacaron los ministros de la OPEP en su declaración final.
Advirtieron además del riesgo de que los precios continúen cayendo y amenacen las inversiones requeridas para garantizar la seguridad energética a medio y largo plazo.
Chakib Jelil, presidente en ejercicio de la organización y ministro de Energía de Argelia, no descartó la posibilidad de que el recorte récord pactado ayer pueda resultar insuficiente, pues se espera una caída de la demanda mundial de petróleo en los próximos dos trimestres cuya profundidad dependerá de factores inciertos, como la evolución económica y el clima.
“Estamos en una situación de mucho deterioro (..) Estamos dispuestos a aplicar otras reducciones, si es necesario”, dijo Jelil en rueda de prensa tras el cierre de la reunión extraordinaria.
El presidente saliente de la organización declinó comentar si estaba satisfecho con el aporte de Rusia y Azerbaiyán, pero expresó su deseo de que “los países 'No-OPEP' contribuyan tanto como los países de la OPEP” al esfuerzo que supone bajar la oferta, en lugar de limitarse “a beneficiarse del impacto” en los precios conseguido por el recorte del grupo.
Los ministros confirmaron que José María Botelho de Vasconcelos, ministro de Petróleo de Angola, asumirá el próximo año la presidencia rotativa de la organización.
Ésta fue la última conferencia de la OPEP en la que participó Indonesia, país que abandona la organización por haberse convertido en un importador neto de petróleo.
Ver comentarios