OPEP dividida por recorte de petróleo​
Una reducción en la producción mundial diaria, se traduciría en un aumento directo en el costo de la gasolina y con ello, habría un efecto dominó en la economía. Bloomberg/La República
Enviar

Los funcionarios de la Fed no han logrado resolver las diferencias internas que se interponen a un acuerdo para reducir la producción de petróleo, mientras que Rusia redujo las perspectivas de un convenio más amplio para hacer repuntar los precios, diciendo que no planea asistir a las conversaciones cruciales del miércoles.

Queda un solo día para que los ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúnan a fin de sellar un trato para su primera declinación de la producción en ocho años, las bases para un acuerdo eran todavía bastante flojas ayer.

“No sé” si habrá un acuerdo e Indonesia no ha decidido si está dispuesta a reducir la producción, dijo a periodistas en Viena el ministro de Energía de Indonesia, Ignasius Jonan. “El ánimo de hoy es variado”.

Luego de una reunión de todo el día el lunes —que llevó el total de deliberaciones en Viena en los últimos 30 días a más de 46 horas—, Irak e Irán continuaron resistiéndose a los pedidos de reducir la producción, de acuerdo a un delegado de la OPEP que pidió que no se lo nombrara porque las negociaciones son sensibles.

Los funcionarios de la OPEP acordaron hablar con los ministros sobre el asunto para mayores consideraciones, una repetición del resultado de las reuniones de la semana pasada.

La propuesta, como originalmente se acordó en Argel en setiembre, reduciría la producción en unos 1,2 millones de barriles diarios con respecto a los niveles de octubre, pero es poco claro si hay suficiente apoyo para lograr un acuerdo el miércoles, dijo el delegado.

El crudo Brent de referencia cayó un 1,8%, a $47,45 el barril el martes en Londres, luego de llegar a $48,81 el lunes.

Durante las reuniones, los países lucharon entre sí por hasta el último barril de petróleo.

Si bien parece que Irak finalmente aceptó las estimaciones de oferta de la OPEP, conocidas como “fuentes secundarias”, las que podrían determinar las bases para una reducción de oferta, todavía insistía en que debería poder congelar la producción al nivel de octubre de 4,6 millones de barriles diarios, de acuerdo con un delegado.

La propuesta para los miembros de la OPEP de una reducción promedio de entre el 4% y el 5%, al ser aplicada a la estimación de producción de 4,8 millones de barriles diarios de Irak, llevaría a la producción a casi el mismo nivel.

Argelia propuso que Irak reduzca su producción en 240 mil barriles diarios con respecto a las “fuentes secundarias” de octubre, dijeron dos delegados.

Irán sugirió un acuerdo en el que congela su producción en 3,975 millones de barriles diarios, o unos 200 mil barriles por día más que su actual producción, de acuerdo a dos delegados de la OPEP con conocimientos del asunto.

Arabia Saudita respondió con una propuesta para limitar la producción de Irán en 3,707 millones de barriles a día, cerca de su actual nivel.

En un intento de romper el impasse, Argelia, que está actuando de intermediaria en las conversaciones, ofreció una alternativa que haría que Irán congele su producción en 3,795 millones de barriles diarios, dijeron los delegados.

En tanto las negociaciones en Viena comenzaron el lunes, el servicio de prensa del Ministerio de Petróleo de Irán, Shana, publicó un artículo sobre la posición del país.

El informe citó al ministro de Petróleo Bijan Namdar Zanganeh diciendo que un repunte en la producción de petróleo iraní era “la voluntad nacional y la demanda del pueblo iraní”.

En el artículo, Zanganeh dijo que Irán fue excluido de la decisión de recorte de la producción tomada a fines de setiembre en Argel. Arabia Saudita se opone a eximir completamente a Irán del acuerdo, y hasta ahora acepta solamente a Libia y Nigeria como casos especiales.

Ver comentarios