Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Ola de violencia inunda el sur de México

EFE | Miércoles 01 octubre, 2014

El crimen organizado y el excesivo uso de la fuerza de la Policía han sido los ingredientes de la violencia que el pasado fin de semana dejó en el sureño estado mexicano de Guerrero seis muertos, 25 heridos, 57 desaparecidos y 22 policías arrestados. AFP / La República


Ola de violencia inunda el sur de México

El crimen organizado y el excesivo uso de la fuerza de la Policía han sido los ingredientes de la violencia que el pasado fin de semana dejó en el sureño estado mexicano de Guerrero seis muertos, 25 heridos, 57 desaparecidos y 22 policías arrestados, informaron  las autoridades mexicanas.
Iñaky Blanco Cabrera, procurador del estado de Guerrero,  explicó los resultados de las pesquisas sobre los incidentes sangrientos del pasado viernes y la madrugada del sábado, cuando ocurrieron al menos cuatro ataques a tiros en diversos puntos del estado.
Indicó que los dos primeros tiroteos ocurrieron en la ciudad de Iguala, ubicada a unos 100 kilómetros de Chilpancingo, la capital de Guerrero, en contra de estudiantes de la Normal (escuela para maestros) de Ayotzinapa, con un saldo de tres estudiantes muertos.
Los dos ataques restantes fueron protagonizados por grupos de desconocidos.
El primero de estos hechos fue en la carretera entre Iguala y Chilpancingo, cuando unos diez civiles vestidos de negro y encapuchados dispararon contra un autobús en el que viajaba el equipo de fútbol de tercera división Avispones de Chilpancingo, con un balance de tres víctimas mortales.
El segundo se registró en la población de Mezcala, a unos 80 kilómetros de Iguala, cuando unos 15 civiles con armas largas dispararon contra los vehículos y asaltaron a los conductores, aunque los agresores huyeron al acercarse un vehículo policial, explicó.
El procurador rechazó que los civiles que atacaron a la población sean paramilitares, como sugirió la prensa, y matizó que por su vestimenta y armas es más probable que sean del crimen organizado.
"Son personas vestidas de negro, con capuchas, que se transportaban en camionetas negras, y debido a los calibres, no descartamos que sean de la delincuencia organizada", afirmó.
En el lugar del ataque se localizaron casquillos de fusiles automáticos AK-47, los llamados "cuernos de chivo", muy usados por el narcotráfico.
Respecto a los tiroteos contra estudiantes en Iguala, Blanco Cabrera precisó que según todas las evidencias, la Policía municipal accionó sus armas en contra de tres autobuses que estaban en manos de estudiantes, antes de asesinar a tiros a dos de ellos en un segundo incidente.
A esas dos víctimas se sumó luego otra, cuyo cuerpo fue encontrado cerca del lugar horas después.


México/EFE