Enviar
Críticos aseguran que medida no logrará crear suficientes puestos de trabajo
Obama promulga plan de estímulo

Presidente estadounidense asegura que programa marcará el principio del fin de la crisis

Washington
EFE

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, promulgó ayer el plan de estímulo económico aprobado la semana pasada en el Congreso, dotado con cerca de $790 mil millones y del que asegura que es una herramienta vital contra la crisis.
En una ceremonia en el Museo de Ciencias en Denver, en Colorado, Obama declaró que el plan “marca el principio del fin” de la crisis.
“Hemos comenzado el trabajo esencial de mantener vivo el sueño americano en nuestra época”, declaró el mandatario estadounidense, que con la entrada en vigor de esta ley se apunta un importante triunfo político en su primer mes de mandato.
La medida, que tan sólo recibió el apoyo de tres senadores republicanos en todo el Congreso estadounidense, destina cerca de $275 mil millones a recortes de impuestos y cerca de medio billón a proyectos de infraestructuras, energía y educación.
Obama, que consideró que el plan es “de gran alcance”, “ambicioso” y que “cuenta con un gran apoyo”, declaró además que permitirá que los estadounidenses “hagan el trabajo necesario en áreas críticas que se han olvidado durante demasiado tiempo”.
Aseguró, por ejemplo, que la medida permitirá la mayor inversión en infraestructuras desde que Eisenhower lanzó el sistema de autopistas interestatales en los años 50, o dar “un gran paso hacia la independencia energética, sentando las bases para una nueva economía verde que creará innumerables puestos de trabajo bien pagados”.
“Lo que firmo es un plan equilibrado con una mezcla de recortes fiscales y de inversiones” y que “se pondrá en marcha con un nivel de transparencia y de rendición de cuentas sin precedentes”, sostuvo.
Sin embargo, la ley ha recibido numerosas críticas, tanto entre los republicanos como entre algunos analistas económicos que consideran que no creará los suficientes puestos de trabajo o no destina el dinero suficiente a estimular la economía.
Obama advirtió ayer en su discurso contra un optimismo excesivo y recordó que para salir de la crisis “nada de esto será fácil” y se requerirán “valentía y disciplina, así como un nuevo sentido de la responsabilidad del que se ha carecido hasta ahora, de Wall Street a Washington”.


En breve

El plan de estímulo de $787 mil millones busca evitar un mayor descalabro de la economía y promover la creación de millones de empleos.

Inversión en Gastos Sociales
• $120 mil millones en infraestructura y ciencia. En esta partida se incluyen fondos para ampliar la red de banda ancha y la respuesta a emergencias; para proyectos de eficiencia energética; y mejoras a los servicios de agua potable en zonas rurales.
• $14.200 millones para programas de salud.
• $105.900 millones para educación y capacitación.
• $37.500 millones en programas energéticos.
• $24.300 millones para los más golpeados por la crisis económica.
• $7.800 millones para mejorar los servicios policiales
• $48 mil millones para proyectos de transporte

Ayuda Social
• Un total de $40 mil millones para ampliar los beneficios de desempleo hasta el 31 de diciembre.
• Un total de $14.200 millones para emitir un cheque de $250 a los beneficiarios de Seguridad Social y programas de asistencia.
• $24.700 millones para subsidiar durante nueve meses la cobertura médica de desempleados.
• $19.900 millones en fondos adicionales para los cupones de comida para gente pobre.

Recortes y créditos tributarios
• Recortes tributarios de $400 para individuos, y hasta $800 para las parejas, en los próximos dos años.
• Créditos tributarios de $8 mil para quienes compren casa por primera vez entre enero y noviembre de este año.
• Créditos tributarios de $4.700 millones en los ingresos para familias de escasos recursos con tres o más hijos.
• Créditos tributarios por un total de $1.700 millones por la compra de vehículos, camionetas, y motocicletas realizada este año.
• Créditos tributarios de $2.500, en 2009 y 2010, por el costo de una matrícula universitaria y otros gastos educativos, escalonados según el ingreso salarial.

Comercio Internacional
• Incluye una versión diluida de la cláusula “Buy American”, que exige, salvo algunas excepciones, el uso de hierro, acero y productos manufacturados en Estados Unidos en las obras de infraestructura financiadas por el plan.
• El texto estipula que la cláusula se aplicará “de forma consecuente con las obligaciones de Estados Unidos bajo tratados internacionales”.

Fuente: Comité de Asignaciones del Senado
Ver comentarios